Antenas de telefonía en Quilmes: El legislativo suspendió por 180 días nuevas autorizaciones

Como había propuesto el Secretario de Medio Ambiente municipal, Claudio Olivares, el Concejo Deliberante aprobó la suspensión por 180 días de nuevas habilitaciones y la paralización de los cinco permisos que estaban en trámite para el emplazamiento de antenas en Quilmes.
También se aprobó la creación de una Comisión de Seguimiento para analizar la problemática que traen las torres de telefonía móvil.

Este martes se impuso nuevamente la postura del oficialismo, al aprobarse en una sesión extraordinaria dos proyectos impulsados por los concejales del Frente Para la Victoria.

El primero propone la suspensión por un plazo de 180 días a las nuevas solicitudes de habilitación para colocar antenas de telefonía celular, así como también pide que aquellos trámites que están en curso –son cinco- sean girados para ser discutidos en una nueva comisión.

La segunda iniciativa se trata de la creación de una Comisión de Seguimiento que podrá modificar y crear proyectos sobre el tratamiento y la instalación de torres telefónicas en el distrito. La misma será presidida por Gustavo Filaretti y estará conformada por dos representantes del Ejecutivo, un miembro de cada bloque del Concejo, dos representantes de la Asociación de Entidades Profesionales Universitarios de Quilmes (AEPUQ) y tres de agrupaciones vecinales referentes al tema antenas.

Los bloques opositores apuntaron a efectuar la relocalización de las antenas de telefonía móvil emplazadas a una distancia menor de 700 metros entre sí, y fuera de la cercanía de centros de salud, escuelas y sociedades de fomento, pero el proyecto no pudo ser llevado adelante por la falta de votos para su tratamiento.

El concejal Mario Sahún, titular del bloque ARI-CC, Mario Sahagún, presentó en la antepuesta sesión ordinaria solicitó la realización un censo actualizado de las antenas del distrito, su situación tributaria, un listado de acciones judiciales a las mismas, y un definitivo informe para que se aclaren las cifras que adeudan las empresas multinacionales de telefonía celular con el municipio.

Para Sahagún, el pedido surge en base a un estudio de Claudio Olivares que establecía que el conjunto de todas las deudas de las empresas de telefonía móvil habían sumado una cifra de 728 millones de pesos con la comuna, de los cuales sólo se cobraron 12 millones de pesos.

Estos montos significativamente inferiores a los adeudados fueron el espíritu del pedido de esa minuta que se aprobó por el cuerpo legislativo para pasar a proyecto de resolución (Informe Juan Cruz Nazareno Gallardo).

Comentá la nota