"Las antenas de telefonía celular, en Varela, están todas en situación irregular"

En Altamira esperan una resolución judicial para desmontar una antena ilegal desde 1996
"Las antenas de telefonía celular, en Varela, están todas en situación irregular", dice categóricamente el abogado José Luis Calegari en compañía de la vecina Andrea Guagliarello, quien viene dando batalla desde hace 10 años con una antena que tiene al lado de su casa en el barrio Altamira.

"Ahora, como si fuera poco, están armando otra torre de teléfonos celulares cerca del colegio Perpetuo Socorro, a 70 metros, donde van muchos chicos. Los vecinos queremos hablar con el representante legal del Perpetuo Socorro, que es concejal de Varela, el señor Héctor Salatino y no nos recibe", dice la vecina y señala haber presentado cartas y notas.

El conflicto de límites entre Varela y Quilmes pasa por la antena. Los varelenses señalan que Quilmes tiene una ordenanza que regula la instalación de antenas a 500 metros de los colegios. La nueva torre está a 70 metros del Socorro. El viernes pasado los vecinos manifestaron su indagación contra quienes no atienden sus reclamos y cortaron la avenida Calchaqui.

"El barrio Altamira es un claro ejemplo de cómo se han colocado las antenas en Varela y esto comienza cuando Carlos Kunkel era secretario de gobierno. Esta antena, en Altamira, se colocó en el año 1996. Recién el 22 de octubre de 2008, doce años después, ingresó al Juzgado de Faltas de Florencio Varela la primera acta de notificación de una antena colocada en 1996 y sin ningún tipo de documentación. Sin papeles, ¿se entiende?" dice el letrado Calegari.

El problema no es menor. Se han colocado antenas en Varela como si se trataran carteles publicitarios.

"Cuando uno ve que hay una infinidad de reclamos vecinales, en un momento donde no había medio ambiente en la comuna, como lo fue en el año 1996, se ve que Kunkel ha permitido la instalación de antenas y esto siguió como un modo de instalar antenas sin permisos. En el año 2000 hubo una prefactibilidad para instalar una antena en Aritóbulo del Valle y Brown, al lado de Desarrollo Social. Hoy, al año 2009, esa antena aun no tiene el impacto ambiental realizado. Nunca nadie se preocupó por eso. Lo que agrava esto es que la dueña del predio, que es alquilado a la empresa de telefonía, es la esposa del martillero Woslky, que es director municipal. Desde el 2000 al 2009 no hubo ninguna intervención hasta hace un mes cuando entró la primer acta al Juzgado de Faltas. Hay dos cosas: un absoluta ineficiencia con lo cual debe haber sanciones para los ineficientes o una clara corrupción que ha permitido esto. En ambos casos lo que se requiere es una profunda investigación. No se puede decir que funcionaron de esta forma porque no son kiosquitos perdidos en un barrio. La antena que está en el predio de Colcohones Estelar fue colocada sin autorización. Colocaron una hasta en el Cuartel de Bomberos de Bosques. Todas sin autorización. ¿Quién controló? . Nos preocupa la ausencia de controles. El estado no controlada nada y menos puede controlar lo que es ilegal. Y si lo controló, es mucho mas grave" dispara el abogado.

Calegari habla de los daños en la salud. "No están establecidos, pero según un informe de un especialista de la Comisión Nacional de Energía Atómica, manifiesta que en 10 años de exposición a las ondas no iónicas que generan las antenas, comienzas a aparecer problemas de salud"

La polémica antena del barrio Altamira tiene orden de desarme. "Ya falló la jueza de Faltas Cristina Galván, en la causa 903/08 en el mes de Mayo y la empresa apeló la medida ante el juzgado correccional Nº 3 de Quilmes. Hizo la apelación la empresa por una antena que no tiene un solo papel. El juzgado debe fallar a favor de la gente", reclama Calegari.

"La jueza nos dijo entre comillas, a los vecinos, que sabe que van a trasladar la antena de Altamira. Entre comillas, nos dijo a los vecinos", asegura Guagliarello y agrega: "Hace 12 años que se rien de los vecinos en la cara"

Se puede llegar a entender la bronca de la vecina en cuanto a la cantidad de denuncias que este diario ha hecho sobre la instalación clandestina de antenas en distintos barrios. Más allá de acuerdos firmados con la FAM y los municipios, siguen hoy apareciendo antenas que no tienen un un solo papel. Vienen y de preopo las instalan. Sin impacto ambiental. Sin permisos y sin avisar a la comuna. Y la comuna siempre se entera cuando Varela al Dia lo denuncia, porque ningún otro medio se preocupa por esta situación.

"No estamos en contra de las antenas, solo pedimos que cumplan con los marcos legales y el estado controle como corresponde", asegura Calegari cerrando ante una pregunta de este diario: "La antena de Villa Lujan no podrá seguir porque alli se va a construir un complejo habitacional. La obra está paralizada, hasta ahora"

Comentá la nota