"Ante todo lo que se dice prefiero contestar haciendo".

En su nueva vista al Chaco, para constatar en el terreno la evolución de la epidemia del dengue desde Pampa del Infierno la ministra de Salud, Graciela Ocaña, dijo ayer "se dice mucho, pero en este momento lo único que me interesa es trabajar para poder dar respuesta a esta situación que estamos viviendo con el tema del dengue".

"Hay muchísima gente que tiene más tiempo que yo para hacer especulaciones: soy una mujer que hago, me gusta hacer, no me gusta hablar. Eso ha sido siempre una característica de mi vida política", acotó ante una pregunta tan obvia como realista porque estos parecen ser sus últimos días como ministra.

Con esperanza

Más allá de esos reflejos de la realidad, apuntó Ocaña que está "muy esperanzado con los resultados de los últimos días pero por supuesto que tenemos que trabajar fuertemente como se viene haciendo" e indicó que evidentemente las acciones que se llevaron adelante junto a la toma de conciencia de todos los ciudadanos permiten que se pueda tener estos resultados.

La cartera a su cargo planteó en febrero la necesidad de ampliación de recursos, y la toma de créditos que el Ministerio de Salud tiene con el Banco Mundial. "Estamos utilizando esos fondos los propios para dar respuesta a las demandas, pero que básicamente tienen que ver con la colaboración con las provincias, con equipamiento, con insumos, con personal para hacer las acciones de saneamiento, fundamentalmente de fumigación y rociado espacial", señaló.

La funcionaria estuvo en nuestra provincia acompañada por el director de la Organización Panamericana de Salud, Antonio Pajés, que ya estuvo otras veces en el Chaco y con gente especializada que ha pasado por estas situaciones y las ha superado".

Además consignó que tanto del doctor José Luis San Martín, el doctor Eric Martínez y otros especialistas que trabajan en diversos organismos del Estado nacional y otros del Brasil se está tratando de tomar ejemplos porque pudieron superar casos similares.

"Me parece muy importante la mesa de situación que funciona en la gobernación y que está presidida por el gobernador de la provincia, donde se están dando respuestas a todas las inquietudes, a esta barrido que se está haciendo", ejemplificó.

También apuntó que se han visitado más de 45.000 casas en Resistencia, se hizo el rociado en ocho oportunidades la ciudad de Sáenz Peña. "Los resultados están a la vista. En los últimos días se ha producido una reducción de casos", indicó.

Comentá la nota