Ante los problemas por falta de agua en diversas zonas, el Municipio alertó sobre consumo irracional

La Dirección de Obras y Servicios Sanitarios puso en conocimiento de la población diferentes temas relacionados con la escasez del líquido vital en barrios de Pergamino. El derroche del suministro es elevado, la producción actual supera ampliamente la cantidad de habitantes que tiene la ciudad.
DE LA REDACCION. En virtud de los inconvenientes que se han presentado en los últimos días respecto de la provisión de agua corriente en diversos puntos de la ciudad, la Dirección de Obras y Servicios Sanitarios de la Municipalidad puso en conocimiento de la población diferentes cuestiones vinculadas con la escasez de esta prestación. “La totalidad de las instalaciones de generación de agua se encuentran funcionando a pleno”, informaron ayer en la Comuna local y agregaron que “la cantidad de agua producida por la Dirección a partir de las 49 perforaciones existentes es del orden de los 46 millones de litros diarios, suficientes para abastecer a una población de 180 mil habitantes, superior al doble de la comunidad servida actualmente, lo que significa que la dotación por cada vecino es superior a los 540 litros diarios, lo cual excede en más del doble lo que debería ser un valor normal”, detallaron fuentes de Obras Sanitarias.

Falta de presión

Obviamente que la falta de presión en la red de distribución demuestra que “el consumo real de agua supera ampliamente a la dotación, evidenciando que estamos en presencia de niveles de demanda extraordinarios que no requieren de más medidas que las del control”, manifestaron desde el Municipio.

A pesar de las recomendaciones efectuadas públicamente respecto de la necesidad de realizar un uso responsable del agua, puede observarse permanentemente que “parte de la población, en una actitud que demuestra una falta de solidaridad absoluta para con el resto de los vecinos de la ciudad, realiza durante todo el día acciones como llenado de piletas, riego de plantas y espacios verdes, lavado de veredas y riego de calles; entre otras cosas”.

Ante la excesiva demanda que en gran parte del día supera a la “disponibilidad del recurso, la respuesta del sistema se traduce en una disminución de la presión en las redes de distribución, resultando más críticos aquellos lugares más elevados desde el punto de vista topográfico u otros con alta densidad poblacional”, agregaron ayer en la Comuna de Pergamino.

Nuevas perforaciones

Si bien en el presente año se han incorporado 4 nuevas perforaciones al sistema, y en el día de la fecha se abre una licitación pública para la ejecución de otras tres, la Dirección de Obras y Servicios Sanitarios ratifica que no se intenta aumentar los niveles de generación, los que son absolutamente suficientes, sino que se pretende continuar con el trabajo que se viene desarrollando desde hace unos años, referido a sacar de servicio y/o disminuir los horarios de bombeo de las perforaciones más antiguas”, dijeron desde la dependencia local con sede en la intersección de Francia y Mitre.

“Lo expresado en el punto anterior se basa en el criterio de preservar la única fuente de abastecimiento de agua de la ciudad que son los recursos hídricos subterráneos. Actuar en contrario sería irresponsable e irracional de parte de esta área”, señalaron.

Fuera de la ley

“Se recuerda a los vecinos que la instalación de bombas domiciliarias unidas directamente a la conexión de entrada de la vivienda son antirreglamentarias, salvo que las mismas sean realizadas de manera tal que capten el agua desde una cisterna y bombeen al tanque de reserva”, advirtieron en la Municipalidad. “El funcionamiento de las bombas domiciliarias conectadas directamente de la cañería que ingresa al domicilio, conocidas como bombas chupadoras, provocan serios inconvenientes en el sistema en general, y en particular agudizan sobremanera la falta de presión en todas las viviendas vecinas”, remarcaron en Obras Sanitarias.

Usar y no derrochar

El verano es una época en la que el uso de agua se vuelve mucho más intensivo, tanto para cubrir las necesidades básicas como para recreación o riego. Que el agua sea suficiente para todos requiere de una responsabilidad compartida más allá que el Municipio debe prestar el servicio en las condiciones requeridas y cada vecino debe hacer un uso racional.

“La solución es muy simple, y se trata sólo de no derrochar” afirman en Obras Sanitarias. “Por eso el mensaje es que cada vecino use toda el agua que necesita, pero eso no significa que se deba desperdiciar algo tan valioso y necesario para todos”.

Hay algunos consejos simples que se pueden aplicar. Las horas de mayor uso son las cercanas a las comidas, de 10:00 a 15:00 y de 19:00 a 22:00. Por eso, es aconsejable evitar en estos horarios el consumo de agua que puede hacerse en otros momentos, como por ejemplo el llenado de piletas o el riego de plantas.

Se recomienda llenar las piletas de noche, de esa manera no afectará la presión cuando toda la ciudad está necesitando el agua para otros usos más indispensables. Pero además, hay que cuidar el agua de las piletas. Para mucha gente es más fácil llenarla con frecuencia que incorporar cloro o químicos que preservan el agua. Y esta actitud tiene un impacto muy fuerte en el consumo. Por otra parte, cuando se deba vaciar la pileta, en vez de tirar el agua, se la puede aprovechar para regar plantas, regar las calles de tierra si fuera necesario o baldear los pisos. De esa manera se evita utilizar más agua para ese tipo de necesidades.

Es indispensable, también, arreglar las canillas que gotean o las pérdidas en los inodoros. El simple goteo de una canilla consume unos 50 litros diarios, que es la cantidad que usa para beber toda una familia en una semana. Por un flotante roto del inodoro se pueden desperdiciar hasta 3.000 litros por día.

Otra recomendación sencilla, pero de gran importancia, es habituarse a cerrar las canillas mientras no se está usando el agua. También se debe evitar el uso de mangueras para limpiar veredas, pisos o lavar los autos, ya que de esta manera el agua corre en forma permanente. En esos casos, es más eficiente utilizar un balde, con lo que se asegura que se gasta sólo el agua necesaria para realizar la misma tarea.

El lavado de las veredas, como lo indica la ordenanza en vigencia, debe realizarse con balde sólo los días martes y sábados, antes de las 10:00 de la mañana.

Utilización del servicio y mayor tecnología para mejorar

La Municipalidad de Pergamino a través de la Dirección de Inspección General y Tránsito y de Contralor Urbano continúa con los intensos operativos de control de uso racional del agua en distintas zonas de la ciudad. Cabe tener en cuenta que la disponibilidad de agua potable es un problema muy extendido en todo el mundo, no sólo en Pergamino. El incremento de consumo de agua va ligado a la mejora de la calidad de vida y al mayor consumo de productos y servicios que en su proceso productivo o industrial demandan intervención del líquido elemento.

Asimismo, la situación se agudizó en los últimos años por varias razones como el aumento de la cantidad de población; el incremento del número de piletas de recreación y la mayor disponibilidad en el mercado de artefactos que utilizan agua (hidrolavadoras, lavarropas, lavaplatos). El consumo de agua por habitante en Argentina es uno de los más altos en el mundo, y está en crecimiento, con un promedio de entre 500 y 600 litros por día por habitante, siendo que una persona necesita 250 a diario para consumo e higiene. Este alto nivel nacional se replica en nuestra ciudad donde se potabilizan por día unos 500 litros por habitante, mientras que en Europa, el consumo promedio es menor a la mitad de esa cantidad.

Pergamino se provee de un acuífero subterráneo de determinadas características y en el cual la cantidad de agua disponible en la zona es siempre la misma, es decir que a pesar del aumento de la demanda el recurso no se puede incrementar. Además la calidad del agua disponible puede llegar a degradarse por distintos factores como contaminación de las fuentes o por la extracción excesiva de agua (salinización por sobreexplotación de los acuíferos), entre otros.

Tecnología

En los últimos años la Dirección de Obras y Servicios Sanitarios de la Municipalidad de Pergamino ha introducido importantes mejoras en el sistema de agua potable como por ejemplo: habilitación de la cisterna de tres millones de litros de capacidad; ejecución de cinco nuevas perforaciones y cuatro en ejecución en el mes de enero de 2008; cambio de 22 válvulas esclusas y cambio de punto de bombeo de una perforación céntrica; habilitación de cañería maestra en avenida Illia entre Liniers y ruta Nº 8; interconexión de los sistemas de distribución norte y sur.

A lo que se suma una fuerte intervención en tecnología para hacer más eficiente el servicio como por ejemplo la red de monitoreo con que cuenta la Dirección de Obras y Servicios Sanitarios, que incluye sensores remotos que permiten conocer niveles de presión en distintos puntos de la ciudad, el estado de funcionamiento de las perforaciones, comandar el funcionamiento de los tanques y cisterna, etcétera.

Comentá la nota