Ante la peor catástrofe de su historia, la ONU apura el envío de más efectivos

El Consejo de Seguridad se reunirá hoy para aprobar un contingente de emergencia para Haití
PUERTO PRINCIPE.- Mientras enfrenta la peor catástrofe humanitaria de su historia, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se disponía ayer a convocar el Consejo de Seguridad del organismo para que apruebe de manera urgente el envío de más tropas de la ONU para reforzar la seguridad en la caótica Haití, que amenazaba con sumergirse en la anarquía total.

Luego de encuentros informales entre varios de sus miembros el viernes pasado, el Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá hoy para acelerar el envío de más fuerzas de paz y analizar la coordinación de la ayuda humanitaria en Haití.

La misión de las Naciones Unidas, responsable por la seguridad en Haití, fue la más castigada por el terremoto entre los organismos internacionales, ya que perdió a por lo menos 38 de sus 9000 miembros cuando su sede central se derrumbó.

El secretario general del organismo, Ban Ki-moon, viajó ayer a Puerto Príncipe para evaluar personalmente la magnitud de los daños e intentar acelerar la distribución de la ayuda internacional destinada a los haitianos. Ban se entrevistó en la sede provisional de la misión de la ONU (Minustah) con el presidente de Haití, René Preval, y con la vicepresidenta del gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega, cuyo país ejerce la presidencia semestral de la Unión Europea (UE).

La ONU también evaluaba ayer la apertura de un corredor humanitario terrestre entre la República Dominicana y Haití para multiplicar los cauces de distribución de la ayuda exterior, ya que el aeropuerto de la capital haitiana está desbordado por la gran cantidad de aviones que llegan de todo el mundo.

La tragedia que vive Haití es la peor crisis humanitaria a la que se ha tenido que enfrentar la ONU, tanto por la magnitud de los daños en el país como por la ausencia de autoridades que puedan administrar los proyectos de recuperación. La vocera de la ONU, Elisabeth Byrs, incluso reconoció que, a diferencia de lo que sucedió con el tsunami de 2004 que arrasó Indonesia, quedan pocas estructuras que puedan servir de soporte a los rescatistas.

Entre esa asistencia se encuentra el despliegue -que se completará hoy- de 10.000 militares norteamericanos para tareas de rescate y seguridad (ver aparte).

La fuerte presencia norteamericana llevó ayer al mandatario venezolano, Hugo Chávez, a advertir que Estados Unidos utiliza la tragedia de Haití para ocupar el país militarmente. Chávez dijo que el presidente Barack Obama debería enviar médicos, alimentos y medicamentos, no soldados armados con fusiles que luego podrían quedarse en esa nación. "Según leí, 3000 soldados están llegando, marines armados como si estuvieran en una guerra, ahí no hacen falta fusiles, Dios mío. Están ocupando Haití", dijo Chávez.

En este contexto, el presidente senegalés, Abdulaye Wade, sugirió ayer el retorno de los haitianos a Africa al ofrecer tierras en ese continente para los damnificados.

"La sucesión de calamidades que afectan a Haití me llevan a proponer una solución radical: crear en Africa, en algún lugar, con la Unión Africana, un espacio por determinar con los haitianos para crear allí las condiciones de retorno de los haitianos", dijo Wade.

Agencias Reuters, ANSA, DPA y EFE

Las cifras del horror

3 MILLONES

Los damnificados

Un tercio de la población haitiana resultó afectada por el sismo. La cifra de muertos oscila entre 45.000 y más de 200.000.

300.000

El número de los sin techo

Por lo menos unas 300.000 personas se han quedado sin hogar y acampan en los parques de la capital.

100 MILLONES

La ayuda de EE.UU.

Washington se ha comprometido a destinar una ayuda de 100 millones de dólares. La solicitud total de la ONU se eleva a 550 millones de dólares.

Comentá la nota