Ante la pandemia los gremios docentes alertan por el comienzo de clases

Los sindicatos docentes de ACDP, AMET, MUD, UDA y SADOP, ante el aumento de casos confirmados en Corrientes de la Gripe A H1N1, manifestaron nuevamente su preocupación, ya que la franja más vulnerable de la población son los niños y jóvenes, además de aquellos casos de personas en situación de fragilidad, como el de embarazadas, diabéticos y pacientes oncológicos.
Por otra parte, los más destacados especialistas aún señalan que "es preciso adoptar medidas de prevención en lugares cerrados, especialmente para el sector de los jóvenes".

Ante este panorama, en su momento notamos el acierto en las medidas tomadas respecto de la suspensión de las clases cuando se dio el brote de la enfermedad, teniendo en cuenta que el cierre rompe la cadena de transmisión, y consiguientemente reduce los casos y limita el estrés en el sistema sanitario.

Sin embargo, hoy contemplamos que no hay coherencia con otras medidas de política de salubridad.

Esto es así, ya que si bien en lugares de concentración masiva se toman una serie de prevenciones para evitar el contagio, pero por otro lado se dispone que, en medio de la crisis sanitaria, se reabren las escuelas, las que hoy se encuentran en las siguientes condiciones:

* superpoblación en pequeños salones, en muchos casos con más de 35 alumnos;

* déficit en las condiciones sanitarias de los edificios escolares, situación que ha empeorado en lo que va del presente ciclo lectivo y que hemos denunciado en reiteradas oportunidades; como falta de agua, sanitarios en deficiente estado de funcionamiento, etc.

* falta de acceso – y de recursos necesarios- de gran parte de la población a los instrumentos de prevención de la enfermedad, como el alcohol en gel;

* personal docente en situación de vulnerabilidad: embarazadas, pacientes oncológicos y/o diabéticos, personas mayores;

* falta de personal de limpieza para tomar todas las previsiones del caso y desinfectar debidamente los salones;

* carencia de insumos de limpieza (lavandina, jabón, alcohol, detergente, etc.) necesarios para mantener desinfectados los salones, lo que habitualmente es adquirido por la Cooperadora Escolar, ya que desde el Ministerio respectivo NO SE PROVEEN DICHOS ELEMENTOS, destacándose la desigualdad entre los recursos que puedan recaudar las cooperadoras de escuelas céntricas y de la periferia, y con mayor efecto en el interior de la provincia.

Ante esta situación, los Gremios docente, coherentes con su responsabilidad representativa de la docencia, y en base al análisis efectuado ponen de manifiesto que los Ministerios de Educación y de Salud deberán extremar los recaudos tendientes a proveer a todas las escuelas de la provincia, privilegiando las de población mas vulnerable, los elementos indispensables para garantizar la cobertura sanitaria que la situación determina como necesaria e imprescindible.

Además, deja aclarado, que en cuanto a las Entidades Sindicales dependa, no aceptarán bajo ningún motivo se haga responsable a docentes y directivos de tomar medidas preventivas que le corresponde tomar a la Cartera Sanitaria en primer lugar, y como co-responsable al Ministerio de Educación, por lo que de existir las mínimas posibilidades de contagio, acudirán a la justicia para proteger a sus representados y la comunidad educativa en riesgo.

Por otra parte, y en una línea de coherencia con los estandartes de la lucha sindical que venimos llevando a cabo, mantenemos la firmeza en los motivos de nuestro histórico reclamo, el que NO HA TENIDO ECO en el Gobierno de la Provincia de Corrientes, y que se centra en dos aspectos sustanciales, que no excluyen a otros tantos que hemos puesto a discusión aunque sin llegar a una solución por desidia del gobierno actual:

* Estabilidad laboral docente (titularización en el nivel medio);

* Incorporación al sueldo básico de las sumas que se perciben en negro (no remunerativas ni bonificables): estamos entre las provincias más postergadas en cuanto a salario básico;

* Ilegalidad de los decretos 400 y 491 que atacan manifiestamente el legítimo derecho a huelga, , ni ha acatado la cautelar determinada por la justicia en este sentido, cuando el gobierno no ha reconocido ninguna reivindicación al sector docente.-

Comentá la nota