Ante nuevos robos, vecinos de El Mirador marcharon anoche a la Comisaría

72 horas después de haber mantenido un encuentro en la sociedad de fomento, los hechos delictivos continuaron en un sector del barrio El Mirador. Ante esto, un grupo de vecinos se autoconvocó y fue hasta la Comisaría Luján Primera para hablar con el comisario y reafirmar el pedido de mayor seguridad.
La comisión de cuatro hechos delictivos con sólo seis horas de diferencia y apenas 72 horas después del encuentro mantenido entre vecinos con autoridades policiales y municipales en la sociedad de fomento, impulsó a que una veintena de personas se dirigieran a la Comisaría Luján Primera para reclamar nuevamente mayores medidas de seguridad.

Principalmente, los vecinos que se acercaron hasta la seccional el martes por la noche fueron aquellos que residen en dos manzanas del sector oeste del barrio, lugar elegido por la delincuencia como blancos de hurtos, robos y asaltos desde hace 20 días.

Los vecinos tomaron esta medida cerca de las 21 cuando se autoconvocaron en el barrio. Una hora y media después fueron recibidos en el despacho del comisario por el titular de la dependencia, Fernando Rossi, y el jefe del Servicio Externo, subcomisario Claudio Cheverri.

Al pedido reiterado de seguridad, añadieron fuertes cuestionamientos al 911 por considerarlo poco eficaz y fiable. En tal sentido, una vecina que sufrió recientemente un fuerte asalto en su vivienda se quejó porque intentó comunicarse en varias ocasiones pero fue en vano. Esto dio tiempo suficiente a los ladrones para que cometieran el hecho y escaparan. "45 minutos después llegó la Policía", reclamó.

Ante esta situación los vecinos exigieron contar con otras vías de comunicación directa. A partir de esta reunión, tanto el comisario Rossi como el subcomisario Cheverri pusieron sus teléfonos al servicio de los vecinos como así también aconsejaron llamar directamente a la seccional. En tanto, el comisario se comprometió a insistir este miércoles ante las autoridades municipales la entrega de teléfonos radio móvil para dotar a los móviles policiales asignados a recorrer la zona.

Al respecto, la Policía dispuso como refuerzo en la zona el patrullaje intensivo de una unidad del GAD Mercedes al tiempo que desde Luján Primera incrementarán la vigilancia con otros dos móviles. "Vamos a focalizar el operativo en esta zona y luego lo ampliaremos al resto del barrio", dijo Rossi, quien espera lograr resultados positivos "a mediano plazo", admitió. Sin embargo, fue sincero para evitar que los vecinos se hagan falsas expectativas. "No les voy a prometer 10 móviles por cuadra porque no los tengo y no se los puedo dar". Reconoció asimismo que no cuenta con personal para disponerlo en las unidades policiales que tiene la Primera en estos momentos.

No obstante, la inseguridad que padece El Mirador llevó a otro vecino a expresar su sospecha de que el barrio "parece una zona liberada". Otro vecino que asistió a la reunión y sufrió un asalto hace 7 años, en cambio, exigió pero de manera enfática, mayor seguridad. "Somos todos víctimas de esta situación que nosotros no generamos pero estamos cada vez peor".

Prácticamente todos los presentes creen que los delincuentes son jóvenes y que si no viven en el barrio residirían cerca de allí. Algunos apuntaron contra adolescentes y jóvenes que, según señalaron, se la pasan consumiendo drogas en la plaza y a cualquier hora del día. Otros presumen que los delincuentes andan merodeando en cercanía del hipermercado Carrefour y los identifican a partir de las mochilas que llevan en sus espaldas en las que guardarían objetos como gatos hidráulicos y barretas para violentar rejas, puertas y ventanas de vivienda en momentos en que sus moradores se alejan aunque más no sea por unos minutos. "Los ladrones no tienen ni 20 años", apuntó un señor, mientras que otro hombre denunció que en la plaza integradora "se reúnen como 70 mil drogadictos".

Luego de una hora de reunión, quedaron en volver a reunirse en los próximos días para evaluar la situación del barrio en materia de seguridad y el accionar policial.

Comentá la nota