Ante eventual aplicación de normativa de nuevo horario

El Secretario de Gobierno de la Municipalidad de San Salvador de Jujuy, Carlos Alberto Sadir, brindó apreciaciones respecto a la modificación del horario de cierre de los boliches y otros lugares de actividad nocturna, "hemos tenido reuniones con empresarios de confiterías bailables, que tienen preocupación por la futura aplicación de la ley, que prevé el cierre en horario anticipado".
"Estamos hablando de esto, lógicamente que todavía no se va a aplicar, falta la reglamentación de la ley y dictar la adhesión. Pero sí estamos tratando el tema, por supuesto la preocupación tanto de ellos como del municipio, tiene que ver con lo que significa la problemática de la salida de los boliches y estamos buscando alternativas permanentemente para mejorar la situación de quienes concurren a estos sitios".

En otro tramo de la entrega de prensa, el funcionario destacó que "luego de la reglamentación, va a faltar la adhesión de los concejos deliberantes, no solo de capital, porque es de aplicación provincial, de modo que cada jurisdicción, cada municipio tendrá que hacer la respectiva adhesión, esto demanda que en el caso de que la capital se adhiriera, esto obligaría a cerrar a los boliches a las cuatro de la mañana".

En este sentido, Sadir aclaró que "se debe pensar que en consecuencia, los municipios próximos, como es el caso de Palpalá o El Carmen, van a tener que tomar medidas similares, de modo que habrá que hacer un análisis con ellos, sobre cómo lo aplicarán, porque si acá se cierra a las cuatro, la gente se puede trasladar hasta esas jurisdicciones a continuar la actividad si ellos no cierran, así que esa es una cuestión a considerar con esos departamentos ejecutivos" -remarcó-.

Asimismo el Secretario de Gobierno en relación a los empresarios dijo que "creemos que muchos de ellos coinciden en que solamente el cambio de horario no soluciona la problemática, hay otros factores vigentes, llámese Ordenanza donde se estipula que el cierre de los boliches se prevé a las cinco de la mañana, en tanto una vieja normativa provincial establecía el cierre a las seis de la mañana. Este es un interrogante que se viene planteando, porque pasar el horario de las cinco a las cuatro, además de que demanda la adhesión a la ley, implica un tratamiento de todos los actores, entre ellos, municipios, empresarios, medios de transporte, policía de la provincia, consensuar y tratar de que resulte lo mejor para todos" -resaltó-.

Comentá la nota