"Ante esta crisis, algunos puntos del proyecto provincial deberían redefinirse con el aporte de todos los sectores".

El vicepresidente de la Federación Económica de Formosa, Gregorio Toledo, habló de la situación provincial de los empresarios. Dijo entre otras cosas, que falta desarrollo potencial de industrias en la región.
- ¿Toledo, cuál es su diagnóstico de la situación económica provincial?

- Creo que la economía siempre estuvo mal en término general y estaremos en peores condiciones que los grandes centros productivos e industriales del país porque somos una región periférica de la argentina y sufrimos la decisión e indecisión del gobierno nacional porque no nos tienen en cuenta como empresarios y no tienen en cuenta nuestras necesidades particulares.

- ¿Cuáles son esas necesidades?

- Tenemos falencias por las distancias, las tecnologías, los costos laborales o los de servicio. Nosotros estamos igual en cuanto a aportes fiscales, todo el país está igual en estas condiciones. Desde el punto de vista que nosotros tengamos alguna ventaja como empresarios, productores, industriales con respecto a regiones potencialmente desarrolladas, eso no existe.

- ¿Por qué?

- Porque dependemos casi un 80% de los fondos coparticipables de la nación. Absolutamente todos los sectores dependen de los fondos nacionales, tanto los sectores públicos como los privados y ante el panorama de achicamiento que se prevé de la llegada de fondos por la disminución de la producción, y por ende de recaudación, no sólo no tenemos una capacidad productiva privada que sea autosuficiente sino que hasta el comerciante se va a ver afectado.

- ¿Estos van a ser los sectores más afectados?

- Si, el comercio y los servicios van a ser los sectores más afectados por la situación nacional y provincial arrastrados por el receso. Yo creo que no tenemos que ser pesimistas pero tampoco podemos dejar de ser realistas por cómo se van desarrollando las cosas.

El sector de la administración pública es el que más aporta al desarrollo de la economía local y eso se va a reducir, lo que impactará en el comercio.

Situación laboral y empresarial

- ¿Influye mucho la disminución de los créditos para los empleados?

- La reducción de los créditos de consumo también va a incidir en la provincia porque hoy en día están suspendidos y el gran número de gente que está acostumbrada a manejarse de esta forma ve roto su mecanismo de consumo.

- ¿Las empresas tienen margen necesario para aguantar el freno de este mecanismo?

- No, porque la mayoría de las empresas de la provincia se manejan con estos créditos de consumo y no con créditos reales destinados al funcionamiento de pymes, por ejemplo. Imagínese las casas que venden artículos para el hogar de cualquier tipo pierden su motor de funcionamiento al caer el consumo.

- ¿A nivel privado esto va a derivar en despidos masivos de empleados?

- Yo no sé si el desempleo en el sector privado va a ser la consecuencia inmediata, pero que se va a sentir el coletazo, eso seguro.

Va a incidir mucho el estado de ánimo del empresario y cómo influya eso en la decisión que tome para afrontar la crisis. Seguramente que ajustes en algunos rubros va a haber para mantener el negocio. Hay que ver si esto deriva a la infraestructura o el recurso humano de acuerdo al comportamiento de algunos factores principales.

- ¿A qué factores se refiere?

- Estos factores están compuestos por tres elementos: el fiscal, de financiación y el de infraestructura y costo de servicio. En materia energética y de comunicación estamos en desventajas con regiones como la pampeana que tienen cerca los puertos; nosotros estamos a 1.500 kilómetros de los puertos.

Acá por el tema de los convenios colectivos de trabajo un mozo debe ganar igual que en Buenos Aires, pero tenemos que tener en cuenta lo que genera un mozo porteño en ventas por día y cuanto vende un mozo formoseño. Esas son las grandes diferencias simétricas con otros lugares, por eso insistimos tanto en regionalizar las economías, para saber dónde tenemos que aportar nuestros esfuerzos y dónde deben aportar los gobiernos.

Regionalización de economías

- ¿Y hubo avances en estos tiempos sobre estos temas?

- No. En todos los eventos que participó la Federación Económica, llámese la Confederación General Económica, el SEMEA, y cualquier evento donde participen gobiernos nacionales y provinciales se plantea la cuestión de discutir la regionalización de las economías.

Pero evidentemente es un tema que los gobiernos no quieren discutir porque piensan que hablar de regionalizar las economías significa dividir el país en regiones poderosas y débiles desde el punto de vista político. Es una concepción equivocada, porque no queremos una división política sino potenciar las regiones según sus posibilidades y aportar al país desde cada lugar.

- ¿Cuál es el sustento de esta posición?

- Por ejemplo en el sur del país una fuente energética como el gas está subsidiada, mientras que en el norte no hay subsidio para la única fuente de energía que es la electricidad, porque no tenemos gas.

Y hablo siempre desde el punto de vista empresarial y sus demandas de ventajas para elegir donde ubicar su empresa. Ante este panorama es muy probable que quienes tengan posibilidades de invertir lo hagan en el sur por los beneficios que tienen desde lo económico e infraestructura, porque tienen los puertos más cerca que nosotros.

- ¿Es imposible discutir esta situación?

- Estos son los grandes temas que nosotros como empresarios y productores debemos discutir con el gobierno para que definamos pautas de evolución empresarial. Creemos que falta un líder político que se atreva a plantear esta cuestión de una vez por todas sin herir susceptibilidades en ningún sector.

- ¿Alguien alguna vez siquiera los escuchó?

- Las veces que tuvimos la posibilidad de discutir con funcionarios de la región esta cuestión ellos manifestaron su acuerdo con nuestra postura, pero quedan solamente en expresión de acompañamiento sin materializarla en la práctica. Ni siquiera nos dan la esperanza de activar algún proyecto para tratarlo adelante. Parece que esta cuestión para los gobernantes es inviable y así estamos hoy en día ante este panorama de crisis.

Relación entre sector público y privado

- ¿En Formosa les ocurre lo mismo?

- El gobierno provincial tiene un proyecto político y económico hasta el 2015 que nos parece correcto desde la planificación, pero en ningún momento nos convocaron a contribuir con ese proyecto desde nuestro lugar.

Nosotros, como privados, no realizamos ningún aporte a ese proyecto y somos uno de los eslabones principales para el crecimiento de la provincia.

- ¿Hoy es viable ese proyecto pensado en un contexto económico diferente?

- Con el panorama actual, deberíamos sentarnos a discutir, dialogar y planificar en una mesa que se llame como sea.

Es innegable que el gobierno hizo mucho en obras de infraestructura, pero nada garantiza que hoy en día puedan continuar lo planificado por la escasez de fondos. Una obra como la Ruta 9 es importantísima, y nosotros deberíamos participar en las discusiones sobre los pasos a seguir porque nosotros somos los que invertimos acá. Hace falta mejorar el diálogo institucional con el gobierno para afrontar la crisis.

- ¿Cuál debería ser el perfil económico de la provincia?

- La provincia tiene que tender a industrializarse, debe mejorar la eficacia el sector productivo primario para que se le pueda agregar valor a los productos y contrarrestar los costos de traslado que tenemos para sacar las producciones. Repito que en materia de infraestructura el Gobierno provincial hizo mucho, lo que no significa que todo esté bien porque no dieron la participación necesaria a los empresarios para conocer sus necesidades.

- ¿La crisis también genera posibilidades?

- Hoy se abre un panorama interesante y novedoso porque a la globalización económica que predominaba hasta ahora le va a seguir un cierre de fronteras donde cada país y región va a tener que desarrollar mecanismos para exportar lo justo e importar lo mínimo.

El impacto de

la crisis mundial

- ¿Cuál es la magnitud de la crisis mundial?

- Hoy todo el mundo habla de la crisis mundial de la economía, pero nadie sabe a ciencia cierta cuáles van a ser las consecuencias de este fenómeno. Lo que sabemos es que hay un problema macroeconómico que se inició como un fenómeno financiero y hoy se trasladó a la economía diaria de los principales países del mundo porque empezó a afectar los sistemas productivos concretos.

- ¿Existía entonces tal burbuja?

- Sin dudas. Todavía nadie se contesta cómo pudo llegar a valer 150 dólares el barril de petróleo en el mundo siendo que hoy cotiza a un promedio de 45 dólares. La especulación jugó un papel preponderante y aquellos que hicieron su negocio con eso sólo van a dejar de ganar fortunas, mientras que con el desplome de la economía real, es el comerciante, el empleado y el empresario los grandes perdedores.

- ¿Después de un lustro de recaudación record en el país, se podría pensar en que alcanza para sobrevivir a esta crisis con lo acumulado?

- Yo creo que sí, pero deberíamos tener la grandeza de reunirnos todos los sectores para discutir qué hacemos. Hoy estamos perdiendo la oportunidad que el gobierno convoque a la ciudadanía organizada para analizar la situación y resolver el gran problema existente. Nadie se va a salvar solo.

Comentá la nota