Ante la crisis internacional, el 25% de los empleados teme perder el trabajo en el país.

Es la estimación de una consultora privada. A su vez, dijo que las familias de los asalariados se volcarán más hacia el ahorro y menos hacia el consumo.
Un estudio del Centro de Economía Regional y Experimental (Cerx) señaló que, ante la crisis financiera que se vive a nivel mundial, uno de cada cuatro empleados en la Argentina teme perder su fuente de ingreso a lo largo de este año.

Según el informe, "el 24,6% de los asalariados teme perder su empleo", por lo que "la tendencia que se impondrá en 2009 es moderarse en el consumo, ahorrar más y endeudarse menos".

De esta forma, el temor jugará en detrimento del consumo y se volcará a favor de la reserva, algo diferente a lo ocurrido durante 2006 y 2007 y similar a lo que pasó en 2008, cuando el dólar fue el refugio.

"La mayor parte del público planea consumir este año lo mismo o menos que en 2008, hay baja predisposición a tomar deudas y las familias se van sintiendo cómodas con este esquema de gastar menos y ahorrar más", dijo Cerx, según publicó el diario Clarín.

Comentá la nota