Ante el cierre de las escuelas por asueto, quieren cocinar en sus instalaciones Comedores: los fomentistas ofrecen una solución para ayudar a los chicos

Por los asuetos de fin de año, los comedores escolares dejan de atender a unos mil chicos en la ciudad. La Federación de Sociedades de Fomento ofrece instalaciones y cocineros para paliar la situación. Ahora esperan una respuesta oficial a su propuesta.
Preocupados por la situación de unos mil chicos olavarrienses, que tienen vedado el acceso a los comedores escolares por los asuetos de fin de año, dirigentes fomentistas salieron a ofrecer públicamente sus instalaciones y su colaboración para poder garantizar la comida infantil durante los próximos días. Debido al asueto decretado por el Ejecutivo provincial para los días 24, 26 y 31 de diciembre, y 2 de enero de 2009, unos mil chicos olavarrienses tienen restringido el acceso a los alimentos por no poder concurrir a los distintos comedores escolares que funcionan en la ciudad.

Ya sufrieron, la semana pasada, los efectos negativos de la normativa que buscó promocionar el movimiento turístico durante las fiestas de fin de año. Y volverán a ser castigados esta semana, si no se produce un cambio de último momento. Pero en las últimas horas, dirigentes de la Federación de Sociedades de Fomento y Juntas Vecinales, preocupados por la situación, salieron a ofrecer sus instalaciones y su colaboración para poder garantizar la alimentación de los chicos.

El titular del Consejo Escolar, Níver Cusato, había aclarado que a raíz del asueto, el servicio de los comedores se vio afectado porque "no hay quien abra las escuelas, no hay quien les sirva, lo cual es lógico porque en el caso de las directoras les mandan una circular diciendo que hay asueto y ¿quién va a ir? Lo que es ilógico es que la gente que está a nivel provincial, no acá, no piense que hay muchísimos chicos que de 14 días comen cuatro".

José Luis Grandi, vicepresidente de la Sociedad de Fomento "Creador de la Bandera" e integrante de la Federación que nuclea a las instituciones fomentistas locales, anunció que "tenemos varias sedes de las distintas instituciones disponibles para los chicos. Y José Quintero (el presidente del organismo) se ofrece él mismo para cocinar donde sea. Podría hacerse tranquilamente en Ferro, que tiene amplias instalaciones, pero también en cada una de las entidades incluidas en la Federación, que tenemos nuestras puertas abiertas para poder solucionar este inconveniente".

El dirigente explicó que "ya le ofrecimos oficialmente a Níver Cusato la posibilidad de que se utilicen los salones de las sociedades de fomento. No nos gustaría que continúe esto así, sin que los chicos se queden sin almorzar durante estos días en los que habrá asueto. Nos ofrecimos para colaborar en lo que ellos necesiten".

En declaraciones a este Diario, Cusato había calificado a la determinación oficial como "una burrada". Y había dicho que "lo que es peor es que están los insumos, está la plata; están las condiciones dadas para que hubiesen comido pero no hay quien la haga". Después de leer esas declaraciones, Grandi reconoció que "Cusato se jugó y eso me pareció positivo. Pero acá está faltando lo más importante: que los chicos coman. Y nosotros queremos colaborar en ese último paso. Lo único que nos falta es obtener la respuesta oficial para poder hacerlo".

Si los alimentos están y los fomentistas ofrecen cocinarla en sus instalaciones para que los chicos puedan comer, lo único que falta es que las autoridades aprueban la vía alternativa ofrecida por los dirigentes. "Cuando le hicimos el ofrecimiento, Cusato nos contestó que va a ver cómo se puede resolver la cuestión desde el punto de vista legal. Hay un inconveniente con los establecimientos, porque aparentemente al dictarse asueto desde la Provincia, las directoras de las escuelas no estarían habilitadas para abrir las puertas. Pero lo que nosotros le contestamos fue que a las sociedades de fomento sí las podemos abrir. Entonces, si ellos nos alcanzan los alimentos, nosotros nos comprometemos a cocinarlos y a atender a los chicos durante estos días".

Más allá de la problemática puntual, generada por los asuetos de fin de año, Grandi reclamó soluciones de fondo para el funcionamiento de los comedores. "Ultimamente, los chicos están comiendo bien a partir de que productores agropecuarios donan tres vaquillonas por semana para ellos. Pero eso tendría que correr por cuenta del gobierno, que es el que tiene la responsabilidad de hacerse cargo de la cuestión", opinó.

Comentá la nota