Ante la caída de las ventas apuran el plan de utilitarios

Las compras de camiones y otros vehículos pesados cayeron más de 30% en enero de este año
Como se esperaba, el número de vehículos patentados en enero sufrió una caída respecto de un año atrás. Pero el recorte del 13,9% en las ventas totales alberga caídas de más del 30% en los vehículos comerciales pesados, como los camiones, colectivos, tractores y otros automotores utilizados para la producción.

Ante este panorama, el Gobierno y los empresarios del sector están apurando la confección del retrasado plan de estímulo a la venta de vehículos utilitarios, que podría ser anunciado a mediados de este mes, según fuentes que participan de la negociación. El objetivo es financiar la venta de 40.000 unidades a través de los fondos de la Anses.

Además, los concesionarios pidieron otro tipo de beneficios para quienes adquieran vehículos comerciales, tanto livianos como pesados. "Estamos trabajando en un plan para la reactivación en esos segmentos. Una de las ideas ya fue planteada a las autoridades de la AFIP, a quienes solicitamos que se incluya la compra de utilitarios y camiones como permanencia en el patrimonio de tres años en la factibilidad de utilización de fondos del blanqueo de capitales", dijo ayer el presidente de la Asociación de Concesionarios de Automotores (Acara), Dante Alvarez, al presentar los números correspondientes a las ventas minoristas de enero.

De los 73.846 patentamientos del primer mes del año, 57.729 correspondieron a automóviles, que tuvieron una retracción interanual del 11,5%. El resto se divide en las categorías más afectadas por la crisis: comerciales livianos (camionetas, furgones y SUV), que cayeron 19,3%; comerciales pesados (camiones y buses), con un descenso de 31,2%, y otros pesados (como tractores), de los que se patentaron un 31,8% menos que en enero de 2008.

Pese a estas caídas (que se suman a los recortes del 55% en la producción nacional y del 60% en las exportaciones, anunciados anteayer por los fabricantes), los concesionarios afirman que "fue un mes un poco mejor que lo esperado". Los argumentos: que en diciembre la caída había sido de casi el 19%, que los pronósticos para todo el año hablan de una caída "tolerable" del 20% y -sobre todo- que entre los vehículos patentados en el primer mes del año casi no hay unidades compradas a través del plan de estímulo impulsado por el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.

Si bien hay cerca de 20.000 unidades comprometidas a través de ese programa (que contempla el financiamiento de hasta el 80% del precio de una lista de autos "baratos"), los vehículos comenzarán a entregarse a fines de febrero. "La empresa entrega el auto una vez que el cliente pagó 12 cuotas y la Anses, las 48 restantes. La Anses primero tiene que recibir las carpetas con los pedidos de financiamiento y procesarlas", explicó un director de una de las automotrices que todavía no entregó ningún 0 km bajo esta modalidad.

Bache

Mientras esperan ver el impacto de ese plan en los patentamientos de febrero, los vendedores de autos se preparan para el lanzamiento de otra de las iniciativas oficiales con las que esperan cubrir el mayor bache que hay hoy en las operaciones: la de vehículos comerciales.

"El plan de utilitarios va a salir a partir de la segunda quincena de febrero", confirmó el secretario general de Acara, Ricardo Salomé. Según explicó, la modalidad será similar a la del "plan Moreno", es decir que el cliente deberá pagar el 20% de la unidad -ya sea al contado o en cuotas- y el 80% restante se financiaría en cuotas ajustables según la variación anual de los precios de cada modelo.

Las terminales deben aún seleccionar dos modelos cada una que serían incluidos en esta línea. Esos vehículos recibirían un descuento cercano al 10%, aportado por las automotrices y los concesionarios.

Sin embargo, aún persisten algunas dudas. La primera es el alcance de estos beneficios, ya que si bien hay muchos utilitarios livianos que se fabrican en el país y cuyas ventas ayudarían a mantener el empleo en las terminales y las firmas autopartistas, los camiones y vehículos pesados son importados de Brasil. Todavía no está claro si habrá financiación para este segmento.

La otra cuestión a resolver es el monto total de los fondos. Cuando la presidenta Cristina Kirchner hizo el anuncio -hace ya más de dos meses- prometió destinar $ 650 millones. Sin embargo, en las negociaciones en marcha se habla de financiar cerca de 40.000 unidades. Eso daría un promedio de $ 16.250 por unidad, un cuarto de lo que vale un utilitario barato y menos del 5% de lo que vale un camión. "Sí, ahí hay una incongruencia. Van a tener que poner más plata", reconoció un empresario.

Claves del plan

* Anuncio : los detalles del plan para comprar utilitarios se conocerían a mediados de febrero, más de dos meses después del anuncio realizado por la presidenta Cristina Kirchner.

* Financiación : se aplicaría la modalidad "20-80" que ya se está usando con los autos particulares. El cliente pagaría el 20% del valor de la unidad y el resto se financiaría hasta en 48 cuotas, ajustables con la variación del precio del modelo.

* Modelos y bonificaciones : cada terminal seleccionará dos modelos, que recibirán un descuento cercano al 10%, aportado por las automotrices y los concesionarios.

* Fondos y objetivos : la Presidenta había prometido destinar $ 650 millones de la Anses para este plan, pero entre los objetivos figura la financiación de 40.000 unidades. El promedio de $ 16.250 es casi irrisorio para la venta de un camión, por lo que se especula que se ampliaría la línea disponible.

Comentá la nota