Ante el aumento en los hechos delictivos dispusieron el “inmediato” refuerzo policial en la ciudad de Río Grande.

La inseguridad dejó de ser “una sensación”.
El Ministerio de Gobierno determinó reforzar la presencia de efectivos policiales en Río Grande a raíz de los hechos delictivos que se registraron en las últimas horas.

El Gobierno adelantó que junto con la Policía provincial analizan medidas tendientes a fortalecer los controles en la ciudad del norte, entre ellas el traslado de efectivos policiales de Ushuaia y Tolhuin a Río Grande, que serán afectados “de inmediato” a la prevención. En tanto que la actividad durante este fin de semana implicará guardias mínimas indispensables en las dependencias no operativas para garantizar los refuerzos en las calles de la ciudad. Las autoridades provinciales informaron este viernes que la determinación forma parte de una batería de disposiciones que serán anunciadas la semana próxima.

Comentá la nota