Ante la aparición de hongos, el gobierno planea una ayuda

La humedad afectó vid y hortalizas en Sarmiento, Caucete, 25 de Mayo y 9 de Julio
En la Secretaría de Agricultura están analizando la posibilidad de ayudar con la entrega de agroquímicos a los productores cuyos cultivos han sido afectados por hongos, según explicó Roberto Ronchietto, secretario del organismo. El funcionario señaló que previendo la compleja situación de los viñateros a la que ahora se suma la aparición de hongos causados por la humedad, están analizando cómo van a actuar.

Estas plagas son producidas por el exceso de lluvias y ya están afectando parte de los cultivos de la provincia; desde la Secretaría de Agricultura explicaron que las zonas más perjudicadas son Sarmiento, Caucete, 25 de Mayo y 9 de Julio. Allí las plantaciones que corren más peligro de contraer la peste son las que fueron afectadas por el granizo hace dos semanas, ya que presentan grietas por donde se expande la enfermedad. Por otra parte comentaron que los cultivos más perjudicados son la uva de mesa, de pasa y para vinificar y también hortalizas como la cebolla, el zapallo y el tomate, además de sandía y melón.

La ayuda que están estudiando es similar a la que se ofreció durante los primeros meses de este año para atacar el mismo mal, según explicó Ronchietto. En febrero pasado el gobierno entregó agroquímicos, como azufre y oxicloruro, a los productores que poseían menos de 10 hectáreas para que puedan curar las plantaciones. Las zonas que recibieron ayuda en ese momento fueron Sarmiento, 25 de Mayo, Ullum, Zonda y los departamentos del Valle de Tulum.

Las principales enfermedades que están afectando los cultivos actualmente son la peronóspora, el oidio y la botritis (ver aparte). Estos se producen por las lluvias, la alta humedad relativa y las temperaturas frescas, que según afirmó Juan Manuel Raigón desde el INTA, es la condición climática óptima para la formación de hongos.

Más allá de la ayuda del gobierno, Raigón recomendó a los productores que controlen sus cultivos y se asesoren con técnicos agrónomos del instituto. El objetivo es que ellos les indiquen cuáles son los tratamientos convenientes, que difieren según el tipo de cultivo. "Hay que asesorarse ya que hay que tener mucho cuidado con los químicos que se utilizan porque hay muchos que no están permitidos", explicó Raigón.

Comentá la nota