Ante el alerta, extendieron límites de edad para la vacunación

Posadas. Autoridades sanitarias de Misiones dispusieron incluir en el programa de vacunación contra la fiebre amarilla a bebés, desde los seis meses de vida, y a adultos mayores de 60 años, ante el riesgo de avance de la enfermedad que provocó dos muertes en la provincia.
La decisión fue anunciada ayer por el ministro de Salud Pública de la provincia, José Guccione, y representa una ampliación de la franja de población en condiciones de recibir la dosis correspondiente para prevenir la fiebre.

La campaña de inmunización estaba destinada a niños a partir del año y a adultos hasta los 60 años, pero posteriormente se estableció la necesidad de vacunar desde los nueve meses de vida y hasta los 65 años.

“Pero ahora se amplió por considerar que estamos en una zona de riesgo, y se comenzará a inmunizar desde los seis meses de edad y a los mayores de 60 que estén sanos y no tengan tratamientos específicos ni estén inmunodeprimidos”, dijo el funcionario.

Es que, si bien la vacuna a nivel internacional se indica en algunos casos a partir de los nueve meses, en caso de epidemia se imuniza a los niños a partir de los seis meses

Guccione precisó que “aún no se terminaron los estudios" que permitirán establecer las causas de la muerte de una mujer, el pasado 12 de este mes, con síntomas de fiebre amarilla

En tanto, el gobernador Maurice Closs, apeló a la "responsabilidad compartida" para la vacunación contra la fiebreamarillay reveló que sólo en Posadas "ya se inmunizó a cerca del 82 por ciento de la población, pero todavía existe un 18 por ciento que está vacunado”, puntualizó.

Tras las dos muertes recientes por la enfermedad, a fines de diciembre pasado en Posadas, se intensificó la campaña de inmunización y dejó en evidencia índices del 30 y 50 por ciento sin vacunar.

Comentá la nota