En la Antártida, un crucero varado con 74 pasajeros

En la Antártida, un crucero varado con 74 pasajeros
El Ocean Nova encalló a 5 km de la base San Martín; el buque no sufrió averías
Un crucero con 74 pasajeros, entre ellos dos argentinos, y 30 tripulantes quedó varado en la Antártida a cinco kilómetros de la Base San Martín, ayer a las 2.30.

Al cierre de esta edición, el capitán intentaba desencallar la embarcación ayudado por la pleamar de la noche.

El capitán de navío y jefe de prensa de la Armada Argentina, Roberto Ulloa, dijo a LA NACION: "Es muy probable que entre la medianoche y la madrugada de hoy, el barco pueda zafar de su varadura por sus propios medios".

Aún se desconocen las causas por las que el buque Ocean Nova, que navega con la bandera de Bahamas y realiza un tour por la Antártida, no pudo continuar con su recorrido.

Una fuente de la Armada Argentina explicó a LA NACION que pueden haberse presentado dos situaciones: "Que haya habido un error humano y por eso encalló en una zona con poco fondo o que haya surgido algún desperfecto técnico".

Ulloa confirmó a LA NACION que "no hay peligro para las 104 personas a bordo. Todos los servicios del buque están funcionando bien: hay luz, agua y calefacción; no hay filtraciones de agua ni pérdida de combustible y el casco no presenta averías".

El Ocean Nova había zarpado el 10 de febrero del puerto de Ushuaia con un contingente de turistas de diferentes nacionalidades, mayormente estadounidenses y de países europeos, y debía regresar el 23 de este mes.

Como consecuencia del incidente, el Centro Coordinador de Búsqueda y Rescate Ushuaia, de la Armada, a cargo de las operaciones SAR (Research and Rescue - Búsqueda y Salvamento) se comunicó con el buque de investigación Hespérides, de bandera española, que era el que estaba más próximo de la embarcación varada.

El buque español arribó al lugar del incidente por la tarde y permanecerá fondeado a 800 metros del Ocean Nova hasta que pueda zarpar. Además, otros buques de la zona están informados de la situación.

La Armada envió un avión de exploración P-3B Orión para evaluar la situación y efectuar un registro fílmico y fotográfico.

Comentá la nota