La ANSES volvería a licitar fondos para nuevos créditos

La ANSES volvería a licitar fondos para nuevos créditos
HACE 47 DÍAS QUE SUSPENDIÓ LA OPERACIÓN. OTORGÓ SÓLO $ 1.920 MILLONES DE LOS $ 13.200 MILLONES COMPROMETIDOS
Tras la colocación de $ 100 millones para refaccionar viviendas efectuada el 13 de marzo, la ANSES dejó de licitar plazos fijos entre bancos con el objetivo de que ese dinero se vuelva en créditos al consumo o a la inversión. Pero en el organismo aseguran que esta ausencia «no es definitiva» y que tienen en carpeta una nueva adjudicación para las próximas semanas.

Desde el 16 de diciembre hasta el 13 de marzo, el organismo que preside Amado Boudou colocó $ 1.920 millones entre los bancos del sistema, estableciendo una tasa que osciló entre el 11% y el 14%. Las licitaciones a través del Mercado Abierto Electrónico (MAE) aseguraron transparencia, por lo menos a la hora de conocer dónde se colocaban los fondos y los respectivos rendimientos.

La cifra volcada al sistema financiero representa apenas el 14,5% del total que había comprometido la ANSES para financiar a distintos sectores, tanto para alentar el consumo como la producción. A fines de 2008, el Gobierno había comprometido $ 13.200 millones con esos objetivos. Está, obviamente, muy lejos de cumplirlo.

Compromiso

Los bancos que recibieron los fondos -en general a un año de plazo aunque hubo algunas colocaciones de hasta dos años- se comprometieron a volcarlos para determinados usos: entre ellos créditos a pymes, financiar la compra de autos cero kilómetro o prefinanciar exportaciones.

El mecanismo tuvo éxito sólo parcial. Algunas líneas se colocaron bien, como la destinada a pymes, pero las dirigidas a créditos personales fueron un rotundo fracaso: la gente no está demandando este tipo de líneas y mucho menos a plazos de un año (la cuota termina siendo demasiado alta).

Según se había comprometido, aquellos bancos que no fueran exitosos a la hora de colocar estos fondos debían devolver los fondos en un plazo de 60 días. No se informó si alguna entidad efectuó esa devolución y ni siquiera si la misma fue reclamada por la ANSES.

¿Significa esto que no hubo más dinero de la ANSES volcado al sistema financiero? En realidad, hubo colocaciones directas de distintas características, pero ninguna de ellas fue informada. Por ejemplo, el organismo participó activamente en la compra de la ON colocada por Emgasud por u$s 120 millones (el organismo compró más del 60% del total) o en el fideicomiso para financiar la parte final de la construcción de las centrales eléctricas Timbúes y Campana por u$s 300 millones (unos u$s 250 millones fueron aportados por la ANSES).

Pero, además de la participación en estas transacciones puntuales, también hubo una gran cantidad de colocaciones directas de plazos fijos en distintos bancos del sistema, mientras que otros resultaron perjudicados. En general las hicieron a uno o dos años con tasas de entre el 12% y el 15% anual en pesos. Sin embargo, en estos casos no hubo detalle oficial alguno.

Sugerencia

Uno de los puntos que sugieren en el organismo para justificar su ausencia en el último mes y medio pasó por no competir con otras alternativas financieras, como los préstamos a tasas subsidiadas que ofreció la Secretaría Pyme. Además, reconocen que algunas líneas se colocaron con mayor lentitud que la esperada, por lo que no tiene sentido seguir incrementando el stock de plazos fijos.

De acuerdo con lo que se había comprometido el Gobierno a fines del año pasado, habrá un total de $ 13.200 millones para volcar al crédito. Según recuerda la consultora CERX, en los planes de la ANSES está destinar $ 3.100 millones a la compra de cero kilómetro, $ 650 millones a la compra de taxis, $ 3.500 millones en crédi- tos para electrodomésticos, $ 650 millones a la compra de taxis, $ 3.500 millones para electrodomésticos, $ 3.000 millones para pymes, $ 1.700 millones para el agro y $ 1.250 millones a empresas industriales.

Comentá la nota