La Anses sólo colocó un 13% de los créditos al sector privado

La Anses sólo colocó un 13% de los créditos al sector privado
Son $ 1710 millones de los 13.200 millones que anunció que destinaría a apuntalar la demanda
Con excesiva parsimonia para una economía seca de crédito, la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) sólo adjudicó en dos meses un 13% del dinero que se comprometió a destinar para sostener el crecimiento.

Al tomar control de los fondos de las AFJP, el Gobierno anunció con orgullo que destinaría $ 13.200 millones para canalizar a través de los bancos con el objetivo de promover el crédito, en lugar de los exitosos fideicomisos privados. Sin embargo, hasta ahora las adjudicaciones que llevó a cabo el organismo estatal conducido por Amado Bodou por medio de licitaciones ascendió a 1530 millones de pesos y 50 millones de dólares (unos 180 millones de pesos), sumando $ 1710 millones, un 13% del total anunciado.

Un informe de una consultora económica precisó que tras adjudicar $ 1000 en la segunda quincena de diciembre de 2008, "mostrando la premura correspondiente dada la importancia otorgada al plan, el ritmo se redujo a la mitad en enero ($ 525 millones licitados) y desapareció completamente en febrero hasta la adjudicación de $ 150 millones esta semana, destinada a financiación de autopartes". En los próximos días habría otra.

Así, a más de dos meses de su lanzamiento, sólo se adjudicó la octava parte del monto, pese a que este plan constituía "el núcleo" del incentivo a la producción, el trabajo, el empleo y el consumo, lanzado por la presidenta Cristina Kirchner cuando se abandonó la ingenua hipótesis de que la Argentina no sería contagiada por la crisis financiera mundial.

Fuentes de la Anses indicaron a LA NACION que "no todos los fondos traspasados de las AFJP son frescos, por lo que no pueden usarse con tanta rapidez" y destacaron que "se está invirtiendo el dinero en la medida en que se pueden desarmar las posiciones que tenían armadas los fondos de pensión privados".

"Si se puede invertir más, lo vamos a hacer, sobre todo en los sectores críticos", agregó la fuente, frente al rumor que habla de la posibilidad de aplicar parte de estos recursos a créditos hipotecarios a través de un banco hasta ahora mixto.

Por otra parte, la fuente subrayó que "todas las licitaciones se realizan a través del Mercado Abierto Electrónico (MAE)", en cuya página de Internet se puede verificar la fuerte participación de varios bancos nacionales y extranjeros.

Al principio, se dijo que los bancos se sumarían por presión del Gobierno, que veladamente amenazó con retirarles los plazos fijos que estaban en las carteras de las AFJP. Pero un experimentado banquero comentó con cierta picardía que "si uno ve el resultado de las licitaciones, los más expuestos a esta amenaza no son los que más fondos han colocado", en referencia elíptica a una entidad privada nacional cercana a los Kirchner.

El presidente del Credicoop, Carlos Heller, dijo a LA NACION que "los bancos públicos se llevaron el 67% de las licitaciones, así que parece ser que no están participando tanto los que tenían más fondos de las AFJP". Desde un banco público destacaron la buena respuesta a los créditos, sobre todo los destinados a financiar capital de trabajo. "Colocamos un promedio de 5 millones de pesos diarios y licitamos un total de 350 millones. Ahora pedimos que se corrija el monto para que puedan ingresar los comercios, que hasta ahora no podían hacerlo por montos", indicó una alta fuente del Banco Provincia.

Con recursos que la Anses transfiere al 11%, el banco bonaerense cobra una tasa del 13,6 % anual. Desde el Banco Galicia también destacaron el éxito logrado tras haber colocado $ 100 millones a un 14% y otros $ 41 millones que están siendo adjudicados en estos días al 13 por ciento.

Promedio de $ 100.000

En ambos casos, como en el del Credicoop y otras entidades, el promedio de cada crédito es de $ 100.000. Pero mientras los destinados a las pymes tuvieron buena respuesta, los destinados a los automóviles no funcionaron por las fallas en el diseño del incentivo (originalmente sólo estaba acotado a pocos modelos y para aquellos que ya habían tenido auto previamente, pero esos requisitos se esfumaron).

En este contexto, Heller sostuvo que "hay que profundizar el plan de colocación de créditos porque es muy positivo como política pública que induce a la baja de tasa de interés y establece un marco de tasas activas más compatible con las posibilidades de las pymes".

Para Heller, la lentitud de las colocaciones de la Anses no es un problema: "Si otorgaran mucha plata, generaría un problema a los bancos y además estacionalmente en verano el crédito baja".

En cambio, el ex presidente del Banco Central Rodolfo Rossi opinó que "el sistema no es dinámico y es difícil la operatoria porque no genera un gran rendimiento a los bancos, que no se ven muy tentados a participar". El economista agregó que "de ningún modo esto ha podido reemplazar el fondeo al sector privado que realizaban las AFJP".

Para Ramiro Castiñeiras, de Econométrica, la explicación de este lento goteo es más amplia: "El crédito no crece porque la economía cae", apuntó.

Puntapié inicial para un mercado de tasas

* El Banco Central aprobó ayer una medida que puede favorecer el surgimiento de un mercado de canje (swap) de tasas de interés, una iniciativa largamente perseguida por los bancos para tener la posibilidad de volver a ofrecer crédito a tasa fija en momentos en que la incertidumbre prácticamente hizo desaparecer esta oferta. El directorio del Central aprobó su participación como contraparte en el mercado de derivados de tasas de interés que ya desarrolló el Mercado Abierto Electrónico (la plaza en la que se subastan periódicamente los fondos de la Administración Nacional de la Seguridad Social) y asumirá inicialmente lo que se conoce como "función giro". El mecanismo les permitiría a los bancos fomentar progresivamente la oferta de líneas a tasa fija para empresas.

Comentá la nota