La ANSeS sigue financiando al Tesoro: renovó vencimiento por u$s 400 millones

La ANSeS sigue financiando al Tesoro: renovó vencimiento por u$s 400 millones
Consultores creen que el organismo tendrá que desprenderse de acciones extranjeras y depósitos bancarios para salir a financiar las arcas del Gobierno en épocas de vacas flacas
Las necesidades de financiamiento del Tesoro Nacional son cada vez más recurrentes. Con mercados todavía cerrados para conseguir dólares contantes y sonantes, se recurre al financiamiento intra-sector público. Ahí, la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS), la billetera más grande de la Argentina, juega un rol central. Ayer, el organismo dirigido por Diego Bossio (el niño mimado de CFK), renovó u$s 400 millones que habían vencido por el pago de intereses del Bonar X. El título en dólares pagó al resto de los bonistas el 17 de octubre del año pasado y recién ahora la operación "calzó" para que la ANSeS pudiera hacer lo que se denomina como "roll-over". Es algo habitual que, al ser un pago intra-sector público, el dinero no se gire previendo que indefectiblemente volverá a las arcas del Estado. De esta manera, la ANSeS sigue financiando al Tesoro, algo que se repetirá este año, más aún si termina naufragando el Fondo del Bicentenario.

El Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS), ya tiene invertido $ 84.600 millones en títulos públicos, lo que representa el 62,2% de los $ 136.000 millones que ostenta el organismo en la actualidad. Queda así a las claras la ANSeS-dependencia del Gobierno, y el hecho de que hoy por hoy el peso de los bonos en la cartera de los futuros jubilados es mayor que en la época de las AFJP.

En términos financieros, con el rally que tuvieron los títulos públicos en 2009, la ANSeS hizo una diferencia. Algo que también podría repetirse, en dosis menores, este año. Si bien el 2010 arrancó con bajas en los títulos públicos, se cree que el "efecto canje" les daría ánimo. Sea como fuere, la "reinversión" de la ANSeS este año podría no deparar las mega-ganancias del año pasado. Por lo pronto, reinvirtió en el Bonar X que cae 7% este año, un título que no es precisamente de los más líquidos del mercado.

Raspando la olla

Según Econviews, la consultora de Miguel Kiguel, los activos en cartera de la ANSeS a los que podría el Gobierno acceder son los depósitos a plazo fijo y títulos valores extranjeros. El FGS tiene unos $ 8.500 millones que serían libres de "redireccionarse" ya que tienen una vida promedio remanente de alrededor de 3 meses. Econviews dice que habría dos formas de aprovechar eso: como estos depósitos vencen en poco tiempo, cuando se liberen podrían servir para "comprar" otra letra del Tesoro y así hacer efectiva su transferencia. Otra alternativas es desprenderse de las acciones extranjeras que sumaban casi $ 6.700 millones. "Vender estas acciones y fondos comunes no representaría mayor costo político", dice Kiguel. También está la opción de que el Gobierno haga uso de la autorización que tiene a partir de 2009 para que el Banco Nación le preste al Tesoro hasta 30% de los depósitos del sector público no financiero en esa entidad "para gastos de capital o amortizaciones de deuda". Actualmente, el FGS no tiene ni 4% del total de los plazos fijos en esa entidad bancaria. "Así, podría hacerse de casi $ 3.000 millones sólo por traspasar sus depósitos de banco, reduciendo la capacidad prestable del sistema en su conjunto y alterando la estrategia de varias entidades", conjetura.

Comentá la nota