La Anses se queda sin fondos y repatria capitales de EE.UU.

La Anses se queda sin fondos y repatria capitales de EE.UU.
Al hacerlo, el organismo consigue sortear las redes del juez Thomas Griesa, de Nueva York
Presionada por la necesidad de hacerse de efectivo, la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) encontró en las últimas semanas un mecanismo para traer fondos del exterior y sortear las redes del juez de Nueva York Thomas Griesa. La operación le permitirá recibir más de $ 760 millones que originalmente las AFJP tenían invertidos en activos extranjeros y que, ante cualquier movimiento, eran sujetos de ser embargados por los bonistas que no aceptaron el canje de deuda en default.

El organismo que encabeza Amado Boudou repatrió $ 764 millones en efectivo en poco menos de dos semanas, utilizando como vía un fondo de inversión gestionado por una de las principales sociedades de Bolsa de la plaza local, confirmaron a LA NACION fuentes del mercado que pidieron no ser identificadas.

El dinero forma parte de lo que las AFJP tenían invertido en certificados de depósito argentinos (Cedear). Desde la Argentina, un inversor no puede comprar directamente acciones de compañías extranjeras, como AT&T, JP Morgan, Goldman Sachs o Hewlett Packard, sino que compra Cedear, que, como su nombre lo indica, son certificados que cotizan en la plaza local pero que representan papeles de compañías extranjeras. A noviembre de 2008, justo un mes antes de que se estatizara el sistema privado de jubilaciones, las AFJP tenían más de $ 4900 millones en Cedear.

Sin embargo, debido a las demandas pendientes de los holdouts , a la Anses le era imposible vender los certificados y hacerse de dólares en el mercado local sin caer antes en las garras de Griesa. Por lo que desde el organismo idearon una compleja ingeniería financiera, que consistió primero en utilizar los certificados para suscribir cuotas partes de un fondo de inversión. Fue luego la administradora de fondos local (y ya no la Anses) la encargada de vender los Cedear y de repatriar los dólares a la Argentina.

"Este era un fondo que tenía un patrimonio de $ 3,5 millones hace 10 días. Pero después de Semana Santa, pasó rápidamente a más de $ 600 millones. Lo curioso es que se trata de un fondo minorista, que nunca antes había tenido tanto patrimonio", señaló Guillermo Mazzoni, gerente de Research de Fund Pro, un sitio especializado en administración de activos ( asset management, en la jerga ) .

Según detalló Mazzoni, sobre la base de los datos que publica la Cámara de Fondos, el fondo de la gestora local habría recibido desde el 13 de abril hasta el martes de esta semana $ 764 millones, de los cuales la Anses ya habría rescatado $ 374 millones mediante dos retiros: $ 163 millones, el 15 de abril, y $ 211 millones, el martes pasado. La intención del organismo sería rescatar todo el dinero lo antes posible. Consultados al respecto, no obstante, desde la Anses no dieron detalles de la operatoria, aunque la reconocieron.

Una cuestión de efectivo

En la industria de fondos local, la estrategia de la Anses generó a su vez gran decepción, ya que muchos gestores habían especulado con la posibilidad de que el organismo canalizara parte del dinero que tenía invertido en el exterior en fondos con activos argentinos.

"Como la Anses no tiene permitido invertir en el exterior, ya se había charlado la posibilidad de que esa tenencia que estaba afuera, y que había heredado de las AFJP, se volcara a los fondos de acciones argentinas, para dinamizar no sólo la industria de fondos local, sino también la Bolsa porteña. Pero con esto, lo único que está haciendo es usar a un fondo como si fuera un broker, porque sólo le interesa hacerse del efectivo", opinó, con estricta reserva, el gerente de portfolio de una administradora líder.

Pese a que no existen datos oficiales, la Anses tendría hoy un portafolio de inversiones que, se estima, sería superior a los $ 100.000 millones. Sin embargo, gran parte del dinero está invertido en acciones y en bonos del Gobierno, por lo que no se trata de fondos líquidos, de los cuales la Anses pueda disponer fácilmente. De ahí la necesidad del organismo que conduce Amado Boudou de hacerse de efectivo.

La Anses se ha transformado en los últimos meses en el principal financista del sector público: en lo que va de abril, ya suscribió dos letras del Tesoro por un total de $ 1500 millones, y sus aportes al gobierno nacional sumarían más de $ 7300 millones en el año.

Además, el organismo previsional viene comprometiendo una porción de su flujo de fondos en depósitos a plazo fijo en bancos, tanto públicos como privados, dinero que luego es utilizado para dar créditos al sector privado. Desde diciembre de 2008 hasta la fecha, se realizaron licitaciones de plazos fijos por más de $ 1700 millones, y estaría previsto continuar con las subastas la semana próxima.

Los datos

760

millones de pesos

* Es el dinero que desde el 13 de abril hasta la fecha logró traer la Anses de los Estados Unidos, mediante el uso de una compleja ingeniería financiera.

4900

millones de pesos

* Tenían las AFJP invertidos en activos extranjeros (conocidos como Cedear), a noviembre de 2008, un mes antes de que se estableciera la nacionalización del sistema privado de jubilaciones.

La lógica

* La caja se agota. El organismo que conduce Amado Boudou se ha transformado en el principal financista del gobierno nacional. Si bien tiene un fondo que superaría los $ 100.000 millones, gran parte está invertida en acciones y bonos, por lo que no es dinero del que pueda disponer fácilmente.

* Viveza criolla en acción. Desde la Anses idearon así un complejo mecanismo para poder repatriar en efectivo parte del dinero que tenían las AFJP invertido en el exterior, sin caer en las redes del implacable juez de Nueva York Thomas Griesa, que es quien sigue las causas de los holdouts.

* Los detalles. En lugar de repatriar los dólares directamente, la Anses recurrió a un fondo local, que fue el que actuó como intermediario del organismo y se encargó de vender los activos de las AFJP.

Comentá la nota