La Anses permanecerá cerrada hasta el lunes.

La decisión se tomó a raíz de la dificultad para atender a los jubilados por falta de personal en las oficinas.
Como consecuencia del gran porcentaje de ausentismo de trabajadores de las oficinas de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), la entidad decidió cerrar sus puertas al público hasta el lunes.

Las causas de la falta de personal son múltiples. Primero, la cantidad de trabajadores con licencia bajo la resolución 971 del Ministerio de Trabajo de la Nación, es decir, embarazadas, pacientes oncológicos o inmunodeprimidos. A estos se suma otro grupo que se encuentra con parte de enfermo por patologías propias de la época, además de situaciones particulares de trabajadoras que son mamás y que con el cierre de las guarderías y el adelantamiento del receso escolar debieron pedir licencia por no tener con quién dejar a sus hijos.

La situación se complicó aún más con la realización de un paro convocado por uno de los gremios que nuclea a los trabajadores del organismo, APOPS. La medida fue en reclamo de que el Gobierno nacional declare un asueto administrativo en las oficinas de la administración pública por el lapso de diez días.

Por esta multiplicidad de causas es que las oficinas locales de la Anses amanecieron casi sin personal para enfrentar la atención al público que concurre de manera masiva a la entidad.

Por ello, los jefes de las UDAI Mendoza y Godoy Cruz decidieron no levantar las persianas hasta tanto la situación mejore.

En el resto de los departamentos la situación no fue muy distinta. Pese al esfuerzo de los directivos, que en muchos casos atendieron a las personas, también se tomó la decisión de cerrar las puertas de la entidad desde hoy y hasta el lunes.

"Algunas oficinas fueron atendidas por sus propios directores, como en el caso del Valle de Uco, San Martín, San Rafael y Maipú, pero otras delegaciones no contaban con el personal mínimo para trabajar y sus directores decidieron no abrir. Esperamos y tenemos toda la voluntad de volver a abrir el lunes, pero debemos observar cómo evoluciona la situación", explicó Héctor Rasso, titular de la Anses.

"Lo cierto es que en nuestras oficinas se va a controlar el ingreso y egreso del público, no permitiremos la aglomeración en los espacios, ya que la población que asiste a la Anses, en su mayoría, son ancianos que pueden estar en serio riesgo, y la gente deberá comprendernos y disculpar las demoras que sabemos se van a producir por las limitaciones mencionadas", enfatizó Rasso.

Comentá la nota