La ANSES dice que no puede intervenir en estafa a jubilados

El organismo previsional no tendría las herramientas necesarias para suspender el descuento de cuotas de mutuales.

El titular de la ANSES Catamarca, Manuel Isauro Molina, dijo que, ante una eventual estafa a jubilados a través de mutuales inescrupulosas, el organismo a su cargo no puede dar de baja el sistema de descuento de cuotas por débito sin el accionar previo de la Justicia.

Es decir, aunque existan elementos razonables que determinen la posible comisión de un hecho de estafa, la ANSES no puede decidir unilateralmente la caducidad de un convenio firmado entre una mutual y un jubilado. Según precisaron, las entidades bancarias que respaldan el accionar de algunas mutuales podrían accionar contra el organismo previsional por no dar cumplimiento con convenio legalmente firmado entre las partes.

A su vez, Molina desestimó la utilización de planillas de la ANSES para llevar a cabo los engaños en localidades del interior provincial.

"Esa información no fue suministrada por ANSES. Todo lo referido a la identidad y lo que percibe un beneficiario es privada y reservada, por lo que puedo asegurar que no es información entregada por este organismo. Dudo que hayan tenido posibilidad de acceder a esta información vía ANSES. Lo más probable es que alguna oficina que también tiene liquidación sobre los beneficios, la haya suministrado, pero nosotros no", subrayó Molina a El Ancasti.

El funcionario dijo desconocer la estafa a una veintena jubilados de Palo Banco (Fiambalá), que dio a conocer ayer en exclusiva este diario.

"No tengo una denuncia específica de estos casos. Si hay con alguna frecuencia, denuncias respecto de la calidad de los servicios que prestan las mutuales. Por lo tanto, recomendamos a los jubilados ser muy cuidadosos con la mutual a la que se afilian y los beneficios a los que acceden luego de firmar la documentación pertinente. Por lo general, las mutuales tienen un costo operativo y financiero altísimo que no es recomendable para los jubilados", reflexionó Molina.

Sin denuncia formal

En la documentación aportada por los jubilados damnificados se puede observar que los descuentos por débito automático serían realizados por la mutual "Servicios Especiales Candela". (Ver página 3).

Al respecto, Molina reconoció la existencia de la cuestionada mutual. "Tengo entendido que existe una mutual con esa denominación, pero desconozco dónde presta el servicio y el perfil de la institución. Formalmente, no ingresó una denuncia específica por escrito en ANSES. Si puede haber habido diferentes quejas verbales. Nosotros orientamos a los jubilados sobre el manejo de la problemática, pero se trata de un vínculo entre privados", subrayó Molina.

Mientras se dilata en el tiempo la resolución judicial sobre las denuncias presentadas por los pasivos fiambalenses, prosiguen los interminables descuentos mensuales por muebles que nunca fueron entregados en la localidad de Palo Blanco.

La indefensión del sistema

Molina dejó entrever que no hay un sistema ágil para dar de baja a una mutual inescrupulosa. Y que el letargo termina diluyéndose en expedientes judiciales que bien podrían demorar un tiempo prolongado. Un tiempo con el que algunos jubilados no cuentan, como el caso de los dos pasivos estafados que fallecieron en los últimos meses. "Hay otros organismos del Estado que pueden intervenir en esto que, literalmente, constituye una estafa. Debe ingresar la denuncia en la Justicia, quien luego determina el procedimiento a seguirse. En el caso de las financieras, que prestan dinero a los jubilados, también hay que ser sumamente cuidadosos. Nosotros recomendamos no acceder a ese tipo de préstamos", analizó el funcionario.

Comentá la nota