LA ANSES COMPRO BONOS DE MERCEDES BENZ POR $ 30 MILLONES El Gobierno puso en marcha el salvataje a automotrices

La Administración Nacional de Seguridad Social (Anses) concretó ayer su primera inversión directa en una terminal automotriz, con la suscripción de 30 millones de pesos de una Obligación Negociable (ON) emitida por Mercedes Benz Argentina.
El organismo que encabeza Amado Boudou también aportaría fondos para al menos otras dos terminales: General Motors y Peugeot Citroën. Sergio Chodos, número dos de la Anses, es el encargado de negociar dos préstasmos directos para las dos compañías, los cuales serían presentados la semana próxima.

De esa manera, el Gobierno pasó a ser financista directo de las automotrices, tras haber dado varios rodeos en ese sentido. Comenzó en diciembre con el lanzamiento de los planes de incentivo a la venta de unidades cero kilómetro (del cual hasta ahora sólo fueron patentadas unas 2.000 unidades, sobre las 100.000 que se pretenden vender este año). También asiste a través del Ministerio de Trabajo con el pago de subsidios salariales (Repro) a operarios de Peugeot-Citroën, Volkswagen Córdoba e Iveco. A esta última, el Banco Nación le destinó además una línea crediticia para prefinanciar la venta de sus camiones.

La ON que acaba de emitir Mercedes Benz también es para financiar a sus clientes. Se trata de un bono por 90,9 millones de pesos, a una tasa de 18% anual a cancelar en 12 meses, que la automotriz alemana destinará para financiar la venta de sus camiones y ómnibus Mercedes, de fabricación brasileña, y también el utilitario Sprinter, producido en La Matanza. Mercedes afirmó -a través de un comunicado- que la Anses suscribió el bono, "pero no como inversor principal". Fuentes del mercado aseguraron que la suscripción del organismo que administra los fondos previsionales habría sido de $ 30 millones.

En el caso de General Motors, el préstamo de la Anses sería por un monto no inferior a los 100 millones de pesos y sería presentado como un aporte a la financiación del proyecto "BIBA", con el cual la automotriz estadounidense prepara la producción de un nuevo auto chico en su planta de las afueras de Rosario. El "BIBA" fue anunciado en 2007 en el marco de una inversión total de $ 500 millones. Todavía se desconoce tanto su diseño como su marca comercial, sería lanzado a fines de este año, según sostuvo recientemente el titular de GM, Edgar Lourencon.

En cuanto a Peuget-Citroën, el titular de la compañía, Osvaldo Baños (un especialista en temas financieros) viene conversando con Chodos el otorgamiento de un préstamo que será presentado como un aporte al lanzamiento de dos nuevos modelos. Uno sería el Peugeot 308 y el otro sería un nuevo Citroën.

Comentá la nota