SE ANOTA PARA EL 2011 Lifschitz quiere ser gobernador

El ingeniero civil socialista -que por estos días cumplirá la primera mitad de su segundo mandato- pretende ser precandidato a la Casa Gris. Su visión sobre el PS a nivel local y nacional.
El intendente de Rosario, Miguel Lifschitz, ratificó que quiere ser candidato a gobernador en 2011, cuando termine la actual gestión de su par partidario Hermes Binner.

Esta es la segunda oportunidad en la que el titular del municipio más poblado de la provincia habla de anotarse en la carrera por la Casa Gris, siempre en el marco del gobernante Frente Progresista Cívico y Social.

El diario La Capital, en su edición de hoy, dice que Lifschitz respondió "Por supuesto" cuando se lo interroga sobre su interés en continuar anotado en la grilla de los favoritos a pelear la gobernación.

"Ya a fines de 2008 Lifschitz había instalado la posibilidad de ser candidato al cargo más alto de la provincia, aunque de inmediato bajó el tono", recuerda el periódico.

"El 2011 será un gran desafío", razona ahora Lifschitz y afirma que en esa elección el PS puede dar el salto a escala nacional y desarrollarse "en la Capital Federal y las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Entre Ríos".

Antecedente

Terminaba 2008 cuando, por primera vez, el intendente rosarino que cumple su segundo mandato consecutivo habló de sus aspiraciones a la gobernación. Fue en una entrevista televisiva en el programa "De 12 a 14".

El 10 de diciembre del año pasado dijo que "es seguro" que no intentará repetir como jefe del Palacio de los Leones. Entonces mencionó como "una alternativa posible" que "veremos seguramente más adelante", su precandidatura.

Figuras

En el Partido Socialista su figura de mayor peso político no puede ser candidato en 2011. La Constitución santafesina impide la reelección del gobernador Hermes Binner.

Otra figura con proyección nacional alta es el senador nacional Rubén Giustiniani, que además es el presidente del PS. Aunque por unos pocos votos, fue derrotado por Carlos Reutemann en las urnas, el 28 de junio pasado.

Esa elección habilita -como mínimo- dos lecturas en el partido socialista: por una parte quienes piensan que Giustiniani ha perdido ya su segunda elección con Reutemann (siempre por la senaduría); por otra, están quienes recuerdan que las encuestas daban al dos veces gobernador santafesino más de 20 puntos porcentuales de ventaja sobre el titular del PS, y que finalmente hubo una diferencia muy exigua. Una tercera visión sostiene que fue la presencia del gobernador Binner en las últimas semanas de campaña la que logró una mejor performance del Frente.

Comentá la nota