En 26 años, sólo tres veces un Vice tuvo que desempatar

Antes que Racconto, debieron hacerlo los radicales Genoud (en el ?84) y Jaliff (en 2007).
Que un presidente de la Cámara de Senadores debiera alzar la voz para desempatar una votación no es algo común en la historia mendocina. Solamente dos personas antecedieron al actual vicegobernador. En los últimos 26 años de democracia esa responsabilidad tuvo como protagonistas a dos radicales y un justicialista.

El detalle es que todos apoyaron al gobierno de turno pero a diferencia de Cristian Racconto, los radicales debieron votar negativamente.

José Genoud, en 1984, compañero de fórmula de Santiago Felipe Llaver, votó contra la reincorporación de los cesanteados de la dictadura y Juan Carlos Jaliff, en 2007, durante la gobernación de Julio César Cobos, contra el escándalo de los Vale Más.

El último caso se presentó el pasado 29 de setiembre cuando Cristian Racconto (PJ) se convirtió en el tercero de la lista. Con su voto, el oficialismo logró la sanción definitiva a la ley de Viviendas que impulsaba insistentemente. Esta norma le permite crear un mecanismo financiero para obtener recursos frescos que le permitan encarar la construcción de 7.700 casas.

No son muchos quienes recuerdan la votación desempate de un presidente del Senado. El primer caso se remonta al ?84. El Partido Justicialista junto a los demócratas impulsaban una norma que apuntaba a la reincorporación de todos los empleados públicos que fueron dejados cesantes en la provincia durante la época del proceso militar.

En esa oportunidad el voto decisivo de Genoud fue negativo y de esa forma dejó truncas las aspiraciones de la oposición en su totalidad. "Recuerdo que cuando votó (Genoud ) en contra de la ley, desde los palcos empezó a caer una lluvia de monedas como medida de protesta", comentó el diputado Ricardo Puga, que participó de aquella sesión. "Estaba como observador, nada más", añadió.

Desde aquel hecho conflictivo y curioso pasaron 23 años hasta que un Vicegobernador volvió a definir una votación. Dos años atrás, Jaliff decidió la suerte del entonces ministro de Desarrollo Social Gustavo Pinto, enredado en la investigación por las irregularidades en los tickets Vale Más.

"A mí me tocó votar pero fue en una resolución y en un solo artículo", aclaró. "En la votación en particular tuve que desempatar en el artículo que pedía la renuncia del ministro. Por supuesto me opuse a ese punto", comentó Jaliff.

En cuanto a los cargos que deben ser ratificados por el Senado, la situación cambia. Hay infinidad de votaciones en la cuales participa el Vicegobernador, aunque no sea legislador. El dato es que se realiza con bolillas, en una sesión secreta y siempre se sufraga de tal manera para evitar el empate.

Comentá la nota