Dos años sin rastros de Maddie

Dos años sin rastros de Maddie
LONDRES.- A dos años de la desaparición de Madeleine McCann, la niña británica que fue vista por última vez en un complejo turístico del sur de Portugal, sus padres, Kate y Gerry, difundieron una foto que reconstruye cómo sería su hija hoy, con la esperanza de recibir nuevas pistas sobre el paradero de Maddie.
"Han pasado dos años desde que nos arrebataron a Madeleine. Dos años desde que éramos una familia feliz de cinco integrantes. El dolor y la ansiedad no se van, pero la determinación para hallar a nuestra hermosa hija sigue firme", declararon los McCann en un comunicado.

"Ya no estamos buscando a una niña de cuatro años, sino a una de seis. Esto es crucial. Esperamos que esta nueva imagen de proyección de edad de Madeleine con seis años, producida por el Centro Nacional de Niños Perdidos y Explotados en Washington, ayude a la gente a entender cómo se vería Madeleine hoy", agregaron.

Según la prensa británica, la mencionada fotografía será impresa en afiches que se distribuirán mundialmente, como parte de la campaña de los McCann para encontrar a su hija.

La imagen, además, fue difundida ayer en Estados Unidos en el exitoso programa de televisión de Oprah Winfrey, junto con una extensa entrevista que la pareja brindó para la ocasión. En ella, Kate, de 41 años, contó que conserva la habitación de su hija intacta, a la espera de su regreso, y que está convencida de que Maddie está viva.

Como resultado de la publicación de esta nueva imagen, los detectives privados que trabajan en el caso confían en que recibirán llamadas que ayuden con la búsqueda de la niña.

Madeleine McCann desapareció la noche del 3 de mayo de 2007, cuando tenía tres años, de su habitación del complejo turístico de Ocean Club, en la localidad balnearia de Praia da Luz, mientras sus padres cenaban en un restaurante cercano.

Ni la polémica generada por los miles de artículos periodísticos publicados sobre el caso ni la labor conjunta de las policías portuguesa y británica, las recompensas internacionales o las fotos de Madeleine que dieron la vuelta al mundo han proporcionado alguna pista firme sobre el paradero de la niña.

Por tal motivo, tras meses de búsqueda y de una extensa investigación judicial (durante la cual los padres fueron acusados de sospechosos y luego sobreseídos), la policía portuguesa decidió, en julio de 2008, cerrar la pesquisa por falta de pruebas.

Comentá la nota