Más de 15 años sin estrenos en el aire

Serán las primeras aeronaves a estrenar que se incorporan desde el inicio de la década de los ’90. La operación, por valor de 585 millones de dólares, incluye repuestos y un simulador de vuelo, que se instalará en Córdoba. Cristina encabezará el acto.
Para destacar la jerarquía del acuerdo, Cristina Fernández de Kirchner anunciará la compra de veinte aviones a la fábrica brasileña Embraer que comenzarán a ingresar a comienzos del año próximo. El esmero presidencial es comprensible si se atiende a que hacía diecinueve años que no se incorporaba una aeronave nueva a Austral y dieciséis que no estrena ninguna Aerolíneas, desde que en 1990 y 1993 se sumaron a las respectivas flotas dos McDonnell Douglas. A última hora de ayer se trabajaba en un acuerdo que permita mantener y fabricar aquí algunas partes de los jets brasileños, mejor broche para el anuncio.

La operación involucra un monto total de 585 millones de dólares, de los cuales un 85 por ciento será financiado por el Banco Nacional de Desarrollo de Brasil, cuyos recursos se destinan a apuntalar las exportaciones industriales del país vecino. Se trata de un préstamo que en las oficinas de Bouchard, sede administrativa de la reestatizada, ayer celebraban como "muy ventajoso": a 12 años y con un interés anual del 8 por ciento.

El 15 por ciento restante de los recursos lo aportará la propia Aerolíneas que, a pesar de estar endeudada y con un rojo operativo, asumiría la deuda en sus balances. "En definitiva, mejora la situación patrimonial porque es una obligación para cubrir inversiones y no gastos operativos. Es un hecho de inversión como hacía tiempo no había", se entusiasmaba ayer ante este diario el presidente y gerente general de Aerolíneas, Julio Alak.

La nueva flota a incorporar consta de 14 aeronaves Embraer 190, con capacidad para 104 pasajeros, y 6 Embraer 170, con comodidades para 70 pasajeros. Su autonomía de vuelo alcanza los cuatro mil kilómetros, lo que les permitirá cubrir vuelos de cabotaje y también vuelos regionales.

Los E190 y E170 comenzarán a llegar en febrero de 2010 a razón de dos por mes y prometen seducir a los pasajeros con accesorios que hoy suenan a lujo en la degradada flota de la empresa de bandera, como pantallas individuales para entretenimiento a bordo, un atractivo que ya ofrecía la competencia. Más importante aun es que permitirán un ahorro de combustible del 30 por ciento respecto de las aeronaves que se utilizan hoy para cubrir cabotaje y algunos vuelos regionales, el destino que tendrán los Embraer a incorporar.

La entrega incluirá un simulador para el entrenamiento de los pilotos, que estará localizado en el Area Material Córdoba, recientemente reestatizada, que también podría ser el lugar utilizado para el mantenimiento y fabricación de parte de los aviones brasileños.

Este es un punto decisivo en el anuncio del acuerdo que hoy haría la Presidenta, poco después de suscribir en forma privada el convenio. Algunos gestores de la compañía opinan que con este refuerzo en la flota y los dos Boeing en leasing que también se están sumando, Aerolíneas y Austral tienen cubierta sus necesidades inmediatas.

Comentá la nota