Dos años estables tras el "boom" de la construcción

En 2007, cuando el conflicto del campo no existía y la crisis mundial no había explotado, se construyeron 250.000 metros cuadrados. El año pasado, pese a los pronósticos, la actividad no tuvo cambios con relación a 2008.
La construcción fue uno de los sectores que movilizó la economía en los últimos años y Santa Rosa no fue ajena al fenómeno inmobiliario. Los edificios que crecieron en la ciudad, después de la devaluación, hasta cambiaron parcialmente su fisonomía.

El boom de la construcción tuvo su pico en 2007, cuando de acuerdo a datos oficiales del municipio, se otorgaron permisos para construir 250.712 metros cuadrados, una superficie equivalente a unos cien edificios de diez pisos con cuatro departamentos de 50 metros cuadrados en cada uno. En 2008, el año del conflicto del campo por la resolución 125, hubo una caída del 46,9 por ciento, ya que los permisos fueron por 117.579 metros cuadrados.

¿Qué pasó el año pasado, donde las cifras oficiales mostraron un crecimiento del país del 0,9 por ciento y donde con la crisis mundial se pronosticó una baja generalizada de la economía? Los números se mantuvieron y hasta fueron levemente hacia arriba en un 0,9 por ciento? La superficie edificada legó a 118.692 metros cuadrados.

Pero las cifras finales fueron superiores si también se toman en cuenta las construcciones sin permiso -por las que luego se paga una multa al ser aprobadas en Obras Particulares- y las a construir a futuro.

En 2007, hubo 67.700 metros cuadrados construidos sin permiso y 13.752 a construir, lo que da un total de 332.164 metros cuadrados. En 2008 esos dos ítems fueron de 55.565 y 9.473 respectivamente, llegando a 182.617 metros cuadrados; y en 2009, de 52.054 y 6.625, dando finalmente 177.371 metros cuadrados. Con esta medición, la caída de la superficie autorizada a construir fue del 2,9 por ciento.

A modo de comparación, el Gobierno, según datos del Instituto Provincial Autárquico de la Vivienda, construyó -por operatorias oficiales- 35.748 metros cuadrados en toda la provincia en 2007 y 87.612 en 2008.

Para este año todos los pronósticos son favorables. Reporte Inmobiliario, un sitio web especializado en el tema, señaló que "2010 se perfila como un año con mejores expectativas para el sector. La economía mundial, de acuerdo a los pronósticos de los principales economistas, ya no estará en recesión y presentará proyecciones de crecimiento. Los principales socios comerciales del país, Brasil y China, serán motores importantes para el nivel de la actividad económica en general".

A su vez, el director del Centro de Investigaciones del Eseade (Ciima), Aldo Abram, explicó que los argentinos reaccionan rápidamente con el gasto ante la incertidumbre, y lo mismo sucede con una mejora de las percepciones. Por eso, sostuvo que volverá a tener dinamismo la inversión relacionada con el ahorro individual. "Se va a dinamizar la construcción, como pasó en 2002, cuando lo primero que se movilizó fue la decisión de los individuos de invertir sus ahorros", remarcó.

Comentá la nota