26 años de espera y las casas no aparecen.

Alrededor de 200 afiliados al gremio de los telefónicos se inscribió en 1983 en un plan de viviendas que nuca se concretó.
Después de 26 años el sindicato sólo cuenta con los terrenos en Villa Delfina pero no han podido construir los inmuebles.

Según explicó en Frente a Cano Daniel Rodríguez, en estos momentos es "casi imposible" sacar un crédito para la concreción de más de 150 viviendas. "Anteriormente los intereses eran altísimos y por ese motivo no se llevaron a cabo", agregó.

Finalmente, llevó tranquilidad a los beneficiarios y aseguró que la gente que se inscribió en el plan sigue inscripta. Además, pidió a todos aquellos que quieran plantear sus quejas que se acerquen al sindicato.

Comentá la nota