25 años de democracia Fuertes críticas a la transversalidad y a la borocotización de la dirigencia política

Los peronistas invitados no ahorraron críticas hacia el kirchnerismo. Los radicales, como buenos anfitriones, sólo se permitieron “marcarle la cancha” a Luis Juez y, algo, a los K.

La celebración organizada anoche por el Comité Capital de la Unión Cívica Radical (UCR), para recordar el triunfo de Raúl Alfonsín y la vigencia ininterrumpida de 25 años del sistema democrático, logró reunir a dirigentes del radicalismo, el peronismo y del vecinalismo, quienes en su gran mayoría se pronunciaron contra el transfugismo partidario (borocotización).

El festejo organizado por Miguel Nicolás tuvo en la tribuna principal a los radicales Hipólito Faustinelli y Eduardo Conrad; y a los peronistas Olga Riutort y Juan Rufeil; mientras que en la primera fila de la platea se ubicaron Marcelo Falo, el kirchnerista Enrique Asbert, Miguel Siciliano, y los vecinalistas Jorge Stabio y su esposa, Modesta Genesio.

Estuvieron ausentes con aviso el intendente de Córdoba, Daniel Giacomino (ver nota aparte), el vicegobernador Héctor Campana, y el arzobispo, Carlos Ñáñez, mientras que del “ala juecista” del Frente Cívico, enviaron notas de excusa por no asistir el titular del bloque legislativo Miguel Ortiz Pellegrini y la jefa de la bancada de concejales, Graciela Villata, ambos de raíces radicales.

Pese a que Giaconimo se excuso de estar presente, se vieron entre los presentes en la vieja casona rosada de Vélez Sársfield a Adrián Lopresti, director del CPC Ruta 20; Carlos Milena, subdirector del CPC de Villa El Libertador, y a Marcelo Bonnet, ex intendente de Los Cóndores, todos dirigentes radicales (formaban parte del martiísmo) que ahora trabajan con el intendente municipal.

Luego de proyectar un video alusivo a los 25 años de democracia, que inauguró Alfonsín en 1983, abrió la ronda de discursos Faustinelli, quien pidió “combatir a los secuestradores de dirigentes que no quieren a los partidos políticos que son la base donde se asienta la democracia”.

La frase, aunque sin nombrar a nadie pareció dirigida a Néstor Kirchner y en menor medida a Luis Juez, aunque si alguna duda quedaba de que el titular del bloque legislativo había querido aludir al ex intendente, la incógnita fue despejada cuando señaló que lo decía por “aquellos que nos quieren marcar la agenda partidaria y los tiempos”. “A éstos los invitamos de aquí a 25 años cuando en la UCR estemos festejando los 50 años de democracia”.

Precisamente, Juez ayer desde Río Cuarto volvió a emplazar al radicalismo a hacer un frente para el 2009, como condición para ir juntos en el 2011 (ver página 6).

A su turno, el peronista Juan Rufeil, dijo que del 85% de argentinos que votaron a Alfonsín y Luder, “hoy quienes no votan si incluimos los sufragios en blanco y nulos alcanza al 50%, lo que demuestra que el sistema de los partidos políticos está en crisis y que ésta es de identidad”.

Embistió contra “el clientelismo” instaurado en el sistema, y criticó el “hiperpresidencialismo actual, que actúa con medias efectistas y cortoplacistas que impactan mal a la sociedad y acarrean mayor descrédito”.

La tercera oradora fue Riutort, quien también apuntó con munición gruesa al gobierno nacional, aunque también castigó tangencialmente al provincial y municipal, alineados con el kirchnerismo. “El transversalismo es mentiroso y se nutre de la destrucción de dos grandes partidos, el PJ y la UCR”, dijo la edil, y pidió trabajar para “terminar con la sangría de la compra de militantes y dirigentes que, porque no tuvieron suerte o no le dieron el cargo, se borocotizan por la chequera porque eso debilita la democracia”.

Cerraron el acto el concejal radical Conrad, y el anfitrión Nicolás, que ahorraron críticas y prefirieron acentuar su discurso en el carácter festivo del acto.

Comentá la nota