En dos años se deberá quitar la cartelería aérea

Los plazos comenzarán a correr una vez que el Concejo Deliberante sancione la ordenanza, y se aguarda que ello ocurra a la brevedad.
La normativa trabajará por áreas y de acuerdo al lugar será el nuevo régimen. No podrán existir los carteles que cruzan las calles. Sólo se permitirán los ubicados sobre las marquesinas de los negocios.

El Ejecutivo local trabaja en un proyecto de ordenanza que busca regularizar la situación de la cartelería con el fin de "terminar con la contaminación visual". Entre los puntos más salientes de la futura normativa se destaca el retiro de los carteles que atraviesan las calles, ya que únicamente se permitirán aquellos ubicados sobre las marquesinas.

Con esta iniciativa, se pretende evitar que se "imponga la ley del más fuerte" ya que actualmente el que tiene más dinero y coloca el cartel más grande impone su marca sobre el resto. Pero además, se busca resguardar el espacio aéreo para proteger la visual que ofrece nuestra ciudad desde cualquier punto que se mire las sierras.

De acuerdo a lo señalado a LA VOZ por la subsecretaria de Gobierno, Natalia Correa, la tarea que se está realizando, y que actualmente se encuentra en distintas áreas comunales, se inició con un anteproyecto llevado a cabo por el concejal Esteban Risso, cuando aún estaba al frente de una banca. Posteriormente, dicha iniciativa fue recogida por el Ejecutivo y hoy está siendo revisada y modificada para que lo antes posible, tome estado legislativo y sea sancionada por el Concejo Deliberante.

Si bien no hay una fecha determinada, la intención de quienes están siguiendo el proyecto es que en la sesión extraordinaria que se realizaría a fines del corriente mes ya sea tratada y, si es posible, sancionada. Caso contrario, habría que aguardar al primero de abril cuando se inicie el período ordinario para que a partir de ese momento siga los pasos correspondientes para su sanción.

La futura normativa no regulará la cartelería de igual manera en toda la ciudad, ya que trabajará por zonas. Básicamente terminaría con los carteles que atraviesan el espacio aéreo de las calles y la única cartelería habilitada será sobre la marquesina del comercio.

Con estos cambios se le darán al comerciante ciertas ventajas para que pueda retirar su viejo cartel y colocar uno nuevo en el lugar permitido. En caso de no hacerlo, podría ser multado e inclusive, el municipio podría pasar a retirar el cartel que infringe la Ley.

"La idea nuestra es trabajar junto a los comerciantes, y ayudarlos en todo, para que paulatinamente se vayan retirando los carteles. Queremos que todo se haga de manera tranquila y para eso vamos a dar facilidades. Sabemos que es un tarea muy difícil pero había que hacerla, porque actualmente el que pone el cartel más grande se impone sobre el resto, cosa que no es justa porque aquel que tiene menos plata también tiene derecho a publicitar su negocio", señaló la funcionaria comunal.

Natalia Correa, aclaró que está normativa "no tiene nada que ver con el proyecto a Cielo Abierto que impulsa desde hace años la Cámara Empresaria de Tandil". De todas formas, añadió que "se acerca bastante" a dicha propuesta y, por lo tanto, no se descarta en el futuro trabajar juntos en dicho sentido.

PLAZOS

Respecto a los plazos que estipulará la futura ordenanza una vez que entre en vigencia, la subsecretaria de Gobierno señaló que la idea del Ejecutivo es que en dos años ya no queden más carteles atravesando el espacio aéreo de ninguna de las calles de Tandil.

De todas formas, los letreros o carteles que se ubiquen sobre las marquesinas en frente de cada negocio, también tendrán pautas que cumplir. Con esto, también lo que se está buscando es regularizar y se busca que la nueva propaganda sea lo más uniforme posible.

En definitiva, una vez que el Ejecutivo termine de ajustar los detalles del proyecto que nació el año pasado en el Concejo Deliberante y tome estado legislativo para que sea sancionado, comenzarán a correr los plazos para que la fisonomía del espacio aéreo de nuestra ciudad se transforme y se termine con la "contaminación visual".

Comentá la nota