10 años de La Voz del Campo / Campaña 2008/09 Por la caída en los precios agrícolas, Córdoba perderá $ 2.100 millones

Equivale de dos a tres puntos del producto bruto provincial, según la Fundación Mediterránea.
La menor producción de granos que se espera durante la actual campaña en la provincia y la retracción que muestran los precios agrícolas en relación con el año pasado, impactarán de lleno en el valor agregado de la cosecha 2008/09.

La pérdida en los ingresos para Córdoba alcanzaría a 2.100 millones de pesos, lo que equivale a entre dos y tres puntos del producto geográfico bruto (PGB) de la provincia, de acuerdo con el cálculo realizado por el economista Juan Manuel Garzón, del Ieral de la Fundación Mediterránea.

Como parte del escenario, el volumen de la cosecha para el presente ciclo fue estimado en alrededor de 22 millones de toneladas, siete por ciento menos en relación con la campaña 2007/08.

Los datos ilustraron la conferencia que el economista realizó ayer con motivo del 10° aniversario del suplemento La Voz del Campo, en el Hotel Holiday Inn. El encuentro contó también con la disertación del ex presidente del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta) y analista del sector Héctor Huergo. Ambos conferencistas fueron presentados por los periodistas Juan Turello y Carlos Petroli de La Voz del Interior.

Márgenes ajustados. Mientras las últimas lluvias apuran las siembras de soja y maíz, la campaña va perfilando sus características. “Va a crecer la superficie de soja en la provincia. Estimamos que 67 por ciento del área sembrada será con la oleaginosa”, aseguró Garzón.

La suba de costos y la incertidumbre que pesa sobre su comercialización reducirán, en cambio, el área con maíz.

La caída que muestran las cotizaciones de soja y maíz y la suba que registraron algunos insumos (en especial, los fertilizantes) recortaron los márgenes de los productores. “La apreciación que muestra el dólar no alcanza para corregir la caída”, admitió el economista.

Para Garzón, los 350 dólares promedio que cotiza la tonelada de soja “es un buen valor”, aunque no es compatible con el actual nivel de retenciones.

Demanda genuina. Más allá de las turbulencias que muestran los mercados, a raíz de la crisis financiera internacional, la demanda de granos seguirá firme. “Pasamos de la era de los excedentes a una era de escasez. Las necesidades de proteínas vegetales por parte de Asia, y de maíz por parte de Estados Unidos para elaborar etanol, son las que moverán las agujas de los precios”, apuntó, por su parte, Héctor Huergo.

China, el principal consumidor de granos del mundo, está viviendo lo que el especialista ha dado en llamar “transición dietética”. “La mejora en el poder adquisitivo de una franja importante de chinos hizo que sustituyeran en la dieta el arroz por un corte de cerdo o una presa de pollo, y eso es proteína vegetal”, explicó. Mientras China mantenga firme el consumo de carne de cerdo –hoy se ubica en 30 kilos por habitante al año, contra seis kilos del consumo en Argentina–, la demanda de maíz y soja para alimentarlos está garantizada.

El mercado energético será también un referente para poner precio al maíz, a partir de la decisión estratégica de Estados Unidos de utilizar este año 75 millones de toneladas para elaborar etanol. “Con un petróleo a 60 dólares, el maíz puede tener un precio base de 120 dólares, aunque hoy es difícil que por la intervención que hay en el mercado argentino alguien lo pague”, sostuvo el comunicador.

La producción de etanol se ha convertido en el país del Norte en una cuestión de Estado. “Ambos candidatos a la presidencia (Barack Obama y John McCain) se comprometieron a mantener la sustitución del petróleo por etanol”, dijo Huergo. Para la campaña que viene, los farmers destinarían 100 millones de toneladas para biocombustibles, cuatro veces más que la producción argentina.

A diferencia de la soja, cuyo mayor volumen se convierte en aceite y harina, la generación de valor agregado para el maíz doméstico sigue siendo una materia pendiente. “Dos terceras partes se exportan como grano”, admitió. El desarrollo del complejo avícola y la intensificación de la ganadería pueden ser una opción de valor.

Finalmente, Carlos Jornet, director de este diario, hizo un brindis en el que destacó el rol del agro.

Ganadería

Modelos intensivos. “Quizá vuelva la ganadería a Córdoba, de la mano de los modelos intensivos”, auguró Huergo. El pasto fue el recurso más barato hasta que los alquileres subieron a más de 15 quintales por hectárea de soja, reconoció el especialista, para quien la ganadería a pasto no puede competir con la agricultura.

Comentá la nota