En 20 años, las aves causaron 200 muertes en accidentes

Son una amenaza para los pilotos durante los despegues y aterrizajes
Para los expertos, no es en absoluto extraño que un ave choque contra un avión en pleno vuelo y dañe uno sus motores. O incluso que provoque una tragedia.

Según el Bird Strike Committee de Estados Unidos, más de 200 personas murieron como resultado de colisiones de pájaros con aviones desde 1988. La fuerza aérea de ese país reportó más de 5000 casos de choques de aves.

"Es habitual que suceda esto cuando la aeronave está cerca del suelo, es decir durante el despegue y el aterrizaje. No es normal que los pájaros arruinen los dos motores, pero puede suceder", explicó a LA NACION Alejandro López Camelo, secretario de Seguridad de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA).

Según sostuvo López Camelo, los aviones pueden volar con un solo motor en fase de emergencia. En estas situaciones, los pilotos pueden retornar a la pista, o si están lejos de ella, aterrizar en un aeropuerto cercano.

En cambio, si los dos motores están dañados, "la aeronave no tiene fuerza y el piloto no puede hacer mucho, aunque sea el más habilidoso del mundo", agregó el experto, y explicó que "una de las opciones más seguras es aterrizar en el agua, operación para la cual los pilotos están entrenados".

Por eso, para López Camelo, el piloto del vuelo 1549 de US Airways hizo un gran trabajo, porque el aterrizaje en el río Hudson, frente a Nueva York, fue suave y logró salvar a todos los pasajeros.

Los accidentes con pájaros, según indicó el secretario de seguridad de APLA, son peligrosos cuando estos son "ingestados" en el motor del avión, ya que pueden apagarlo o destruirlo. "A 300 kilómetros por hora, un pájaro de un kilo y medio es un objeto amenazante. La turbina es delicada y no soporta grandes impactos", explicó.

Halcones cazadores

López Camelo sostuvo que no hay muchos métodos para prevenir el choque de los pájaros contra los aviones. "Algunas opciones que se encuentran en aeropuertos de todo el mundo son los cañones de gas, las bombas de estruendo y los halcones, que cazan a otros pájaros. El radar a veces es utilizado por los pilotos para detectar bandadas, pero no es muy eficiente", destacó.

En la Argentina, las aves que más incidentes causan son las gaviotas y las avutardas. "En Buenos Aires hace tres o cuatro años también había halcones que cazaban los pájaros, pero ahora no hay más por falta de presupuesto", indicó el experto.

Comentá la nota