No Tan Anónima

La cadena de supermercados La Anónima debió cerrar sus locales en Puerto Madryn el 31 de enero, en el marco de una dura medida de protesta de sus empleados, que quemaron cubiertas en los accesos a esos locales. La protesta seguiría el viernes.
Según informas fuentes gremiales, la empresa se niega a responder las demandas de los trabajadores y esa actitud fue la que detonó el conflicto, que debe haber causado pérdidas muy considerables a la cadena, que celebró hace poco y en medio de una fuerte polémica sus primeros cien años de existencia.

Como se recordará, aunque pocos lo publicaron, agrupaciones indigenistas y figuras de la cultura en Chubut, repartieron orejas en las puertas de ingreso a los locales de La Anónima, curiosamente también en Puerto Madryn.

El souvenir aludía a las prácticas que se atribuyen a los fundadores de La Anónima, de quienes se dice financiaban cacerías de aborígenes, las que se cobraban entregando una oreja de las víctimas a los pagadores.

Comentá la nota