Anoche llegaron a la provincia 130 gendarmes desde Córdoba.

Anoche llegaron a la provincia 130 gendarmes desde Córdoba.
A partir de este fin de semana habrá operativos "de alto impacto" y "saturación de efectivos" en el Gran Mendoza. Lo acordaron Jaque y Ciurca con los altos mandos policiales.
El gobernador Celso Jaque recibió ayer por espacio de dos horas a la plana mayor de la Policía de Mendoza en la Casa de Gobierno. Junto al ministro Carlos Ciurca terminó de diseñar los operativos conjuntos de seguridad entre la Policía y la Gendarmería que -desde este mismo fin de semana- se pondrán en práctica en el microcentro ampliado mendocino, en áreas conflictivas del Gran Mendoza y en las rutas nacionales 7 y 40.

"El operativo es por tiempo indeterminado con vistas a ser sostenido en el tiempo", confirmó Ciurca.

El ministro anunció que el ciudadano mendocino va a poder visualizar "una mayor presencia de efectivos de seguridad en la calle, más patrullajes y mayores controles en el marco de un plan que apunta a la prevención del delito". Reiteró que son más de 3.000 los detenidos por delitos desde enero a la fecha y más de 8 mil las averiguaciones de antecedentes.

Anoche llegaron a la provincia 130 gendarmes provenientes de Córdoba, y hoy están alojados en la División Logística del Ejército, ubicada sobre Avenida Boulogne Sur Mer de Ciudad. "Vinieron con diez transportes, además de cuatriciclos, patrulleros, motos y hasta con los cocineros propios de campaña, todo a costo cero para la provincia", destacó el ministro de Seguridad.

En Mendoza, Gendarmería cuenta con 850 efectivos, 120 de los cuales se sumarán a los 130 procedentes de Córdoba para participar en forma directa del Operativo Reforzado de Seguridad acordado por la presidenta Cristina Fernández con el gobernador Jaque.

Unos 60 de estos gendarmes serán destinados a reforzar controles en las rutas 7, 40 Sur y 40 Norte (con inclusión de El Borbollón) y Corredor Andino, mientras que 150 se sumarán a fuerzas policiales buscando saturar de efectivos el área de microcentro ampliado (que incluye las áreas de Terminal, plazas céntricas y la zona metropolitana ubicada entre Colón y Godoy Cruz y entre 25 de Mayo y Rioja de Ciudad).

Los 40 gendarmes restantes se sumarán a policías en la realización de operativos sorpresa "en cualquier lugar de la provincia, especialmente en el Gran Mendoza".

El tema de la seguridad -junto al del dengue y las tarifas- ocupó un lugar central en la reunión de gabinete que Jaque convocó reservadamente el martes por la noche en la Casa de Gobierno. Ayer se avanzó en la parte operativa con unos 50 jefes distritales, directores y jefes de cuerpos especiales y departamentales de la Policía de Mendoza. Trascendió que el Gobernador agradeció la tarea de la policía, reconoció la labor policial y comprometió el acompañamiento del Gobierno "para que ejerzan todo el poder que tienen, en el marco de la ley".

Respecto de la próxima compra de 600 cámaras de seguridad, el martes pasado el director de Informática del Ministerio de Seguridad estuvo en Buenos Aires y se espera que en los próximos días el Gobierno inicie el proceso de adquisición mediante compra directa, pero con publicación de convocatoria previa buscando recibir la mayor cantidad de ofertas.

En tanto, desde mañana se comenzará a recepcionar a todos los postulantes a retomar funciones en la Policía, en la Dirección de Recursos Humanos del Ministerio de Seguridad (Salta 672 de Godoy Cruz). Deberán llenar un formulario, dirigido a policías que se hayan retirado voluntariamente de la fuerza y que deberán someterse a una evaluación psicofísica.

"Buscamos incorporar entre 200 y 250 nuevos policías y dentro de diez días podremos tener los primeros dentro de la fuerza. Se los destinará a choferes o a tareas operativas, no a labores administrativas ni de apoyo", enfatizó Ciurca. Mientras tanto desde el Instituto de Seguridad ya se comenzó a convocar a estudiantes avanzados que no hayan completado su carrera, a fin de posibilitar su egreso e incorporación a la Policía.

Comentá la nota