30º ANIVERSARIO DE LA MEDIACIÓN PAPAL POR EL BEAGLE Cristina y Cleto compartirán una homilía por la paz en plena guerra

Deberán mirarse a los ojos el próximo lunes en Luján. La Iglesia, que busca remendar lo que ellos descosen, aprovechará su milenario protocolo para sentarlos "juntos pero lejos", según admitió. Una cita cuando recrudece la pelea Cobos-K.
La iglesia remienda lo que la política descose. En pleno recrudecimiento de la pelea entre Cleto Cobos y el matrimonio presidencial, la Presidenta y el vice se verán nuevamente las caras el próximo lunes. Lo harán durante la misa en conmemoración del 30º aniversario de la mediación papal por el Beagle, en la que estarán a prudente distancia de acuerdo con el milenario protocolo eclesiástico. O sea, "juntos pero lejos”, según confesó una fuente anfitriona.

"Deseamos que sea un acto del pueblo en el que aparezca la unidad y la comunión entre los argentinos", destacó el obispo Jorge Casaretto, titular de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, quien tendrá a su cargo la homilía.

La misa será este lunes 22 de diciembre a las 19 en la basílica de Luján y tendrá su réplica en el santuario chileno de Maipú, al que asistirá la presidenta Michelle Bachelet.

Si asisten, Cristina y Cleto compartirán un mismo espacio y quizás den un "gesto de unidad" como quieren los obispos. Una cuesta difícil de remontar habida cuenta de que la jefa de Estado y el titular del Senado no se ven desde hace casi cinco meses, cuando Cobos tuvo una reunión, "sin adjetivaciones” y "por respeto a las instituciones", tras su voto “no positivo” contra las retenciones móviles.

Tras la fría y mutua venganza inicial, la relación entre el radical y el kirchnerismo tuvo chispazos de furia hasta que rompieron definitivamente tras las muestras reiteradas de independiencia política y personal del vice, el quiebre de la Concertación Plural –que obtuvo el 46% de los votos positivos en las últimas elecciones presidenciales- y el desgajamiento del poder del matrimonio presidencial.

INCIENSO Y PROTOCOLO. De regreso a la homilía pacifista, el vocero episcopal, Jorge Oesterheld, explicó que las ubicaciones en el templo serán "de acuerdo al protocolo habitual (de la iglesia). Es decir, la Presidenta en un lugar especial cerca del altar y el resto (entre ellos, Cleto) en los bancos de atrás".

"Juntos, pero lejos", graficó con ironía una fuente eclesiástica habitual consultada por DyN sobre qué lugar ocuparía Cobos.

Ante la inminente celebración de los 30 años de la mediación papal en el conflicto que Argentina y Chile mantuvieron por el canal de Beagle, la iglesia consideró los festejos como "un acto histórico del pueblo" que buscará dar una señal de "unidad entre todos los argentinos".

"La clave es que el acto en sí será del pueblo argentino. No hacemos ninguna otra especulación", aseguró este miércoles el titular de Pastoral Social, monseñor Jorge Casaretto, quien estará a cargo de la homilía de la misa que se realizará en la basílica de Luján, el lunes próximo.

La misa será presidida por el titular del Episcopado, cardenal Jorge Bergoglio, y concelebrada por un numeroso grupo de obispos.

"Si miramos la historia, no siempre encontramos gestos tan altruistas. Todos sabemos lo que hubiera significado una guerra entre Argentina y Chile", dijo Casaretto.

TAMBIÉN ESTARÁ EL CAMPO. Además de políticos, legisladores, empresarios y sindicalistas, Cristina deberá saludar a varios de los dirigentes rurales con quienes se enfrentó en la guerra gaucha.

Todos los que participan de los Foros de la Comisión Nacional Justicia y Paz, que preside el laico Eduardo Serantes y cuyo asesor eclesiástico es Casaretto, a cargo de la organización del acto cívico-religioso. Además, de representantes de otros credos.

Tras señalar que "el acto es histórico e importante para los dos pueblos", el portavoz episcopal anticipó que en las diócesis se están "movilizando" para que la participación sea masiva y se convierta en "un gesto fuerte".

Oesterheld sostuvo además que se enmarcará en el último documento del Episcopado, "cuyo eje central es el diálogo para construir un país sin exclusiones ni injusticia", y en el camino preparatorio para el Bicentenario patrio.

La ceremonia en Luján será presida por el cardenal Jorge Bergoglio (Buenos Aires) y llevará como lema "Queremos la paz, eduquemos para el diálogo", después de la cual habrá un acto cívico en la plaza Belgrano, frente a la basílica, donde la Presidenta leerá un mensaje.

Comentá la nota