Animos caldeados en el HCD de 25 de Mayo

El Concejo Deliberante aunque se empeña en mejorar su imagen comunitaria no lo logra. La bancada oficialista, salvo algunas excepciones de Roberto Freccero, se empecina en defender hasta aquello para lo que carece de argumentos.
Y los bloques opositores, en cuestionar incluso superficialidades y el lunes Unión Pro –en su último intento por herir políticamente al Intendente- ingresó un proyecto tendiente a crear una Comisión Investigadora de los dichos de Mariano Grau en ocasión de ser interpelado por la seguridad en el tránsito en 25 de Mayo. Con casi diez años gobernando y a dos meses de dejar la comuna, no parece un tema relevante para intentar el juicio político, sobre todo a la luz que cuando el mandatario acudió al HCD, el grueso de la oposición mostró una postura débil y hasta apeló a la ironía y la agresión en busca de imponer sus criterios.

Aunque operativa y legalmente nada impide la constitución de la Comisión Investigadora, a dos meses de irse el Intendente y de renovarse el cuerpo, difícilmente la iniciativa tenga las opiniones favorables necesarias para implementarse. El tema será, sin duda, motivo de gran debate en Reglamento.

Claro que, si la bancada oficialista sigue exhibiendo fisuras, puede que ese proyecto y otros no favorables al Ejecutivo municipal sean respaldados. La famosa frase radical "que se doble pero que no se quiebre", es aplicable por estos días al pensamiento de quienes, desde el Ejecutivo y el Deliberativo, analizan la situación del bloque que, bueno es señalarlo, ante la ausencia de Mario Montecchia suele no lograr una postura única por la carencia de argumentos para evaluar los temas más complejos.

Más allá de las diferencias expuestas en el recinto, fuera de él ya no se cuidan en ocultarlas. Finalizada la sesión del lunes, en la oficina de la Coalición Cívica y la UCR, Ernesto Ibarra discutió en fuertes términos con Freccero y con el presidente del cuerpo, Mario Nuñez, que modificaron su voto respecto a qué comisión enviar el proyecto que busca crear la Comisión Investigadora tras los fundamentos de la oposición. "¿Para qué hacemos reuniones de bloque si después cada uno hace lo que quiere?", espetó Ibarra. Núñez le instó a discutir en otro tono, pero no hubo caso. El secretario legislativo no ocultó su profundo malestar y se fue. Más de un periodista fue testigo de la pelea verbal, pues desde la vereda del Concejo se escuchaban claramente los gritos.

La situación no sólo está generada por la diversidad de planteos en el seno del oficialismo, sino por el cansancio que exhiben algunos en la permanente defensa del Intendente y la "obligación" de intentar cumplir algunos de sus deseos. El pedido de licencia por un mes -que esperaba ser de hoy hasta fin de mes-, ingresado al HCD el viernes previo a la sesión también molestó a algunos oficialistas. Hubo quienes ese día recién se enteraron de la decisión y aunque pretendieron abordarlo sobre tablas, la Comisión de Labor decidió remitirlo a Reglamento, que deberá evaluarlo, elevarlo al cuerpo y éste efectuar una extraordinaria sólo por esa cuestión.

En otro momento se hubiesen agotado los mecanismos para aprobarlo con celeridad. Hoy no, aunque seguramente Grau tendrá en estos días el sí para dejar la comuna por un mes. Y eso marca que algunos están cansados de ser requeridos para defender al Ejecutivo pero muchas veces ni siquiera son anoticiados de los proyectos que enviarán desde 9 y 27. Entre quienes tienen esa postura y los ultragraucistas -los reelectos José María Pezzato, Héctor Ambrosino y Mario Nuñez-, las relaciones se tensan más de lo habitual y, para muchos, si el bloque no se fractura –incluso en medio de la disputa provincial entre el Ari y la Coalición- se debe únicamente a que en dos meses se renueva.

Comentá la nota