Aníbal, el nuevo dueño de la lapicera

Aníbal, el nuevo dueño de la lapicera
El jefe de Gabinete tendrá a su cargo la distribución de la millonaria pauta oficial. Con la renuncia de Albistur, la Secretaría de Medios quedará acéfala.
Es contador y abogado. La próxima semana Aníbal Fernández sumará el título de secretario de Medios. No en los papeles pero sí en la práctica. El jefe de Gabinete será el único dueño de la lapicera, el hombre que determinará a sus anchas el destino de la fastuosa pauta oficial.

La renuncia de Enrique Albistur le allanó el camino hacia un poder omnímodo y una caja formidable: son más de 400 millones de pesos anuales que distribuirá discrecionalmente a partir de enero de 2010.

Con la voracidad de un pac-man, Fernández ya avanzó sobre el negocio del fútbol y un paquete considerable de actividades propias de otros ministerios, como la comunicación online con autoridades policiales y judiciales.

Su decisión de dejar acéfala la Secretaría de Medios acaso sea la mejor instantánea del maltrecho vínculo del kirchnerismo con la prensa. ¿Aníbal buscará domesticar al periodismo con la contundencia de la billetera? Los intereses de los grupos económicos afectados por la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual le vaticinan una tarea ímproba.

El jefe de Gabinete sabe que en el declive del poder algunos objetivos se tornan utopías. Igual promete dar batalla. Es un político todoterreno, frontal y verborrágico. Acuña frases antológicas para denostar a sus rivales políticos y tiene fama de trabajador incansable. Claro que en defensa del Gobierno suele incurrir en ostensibles contradicciones, cuando no en injerencias de poderes.

–¿Aníbal Fernández no tendrá una superposición de tareas? –le preguntó Crítica de la Argentina a una alta fuente de la Casa Rosada.

–En el organigrama la Secretaría de Medios está bajo la órbita de la Jefatura de Gabinete. Por lo tanto siempre estuvo bajo su responsabilidad.

–¿Entonces, el lugar de Albistur quedará definitivamente vacante?

–Por ahora no habrá ninguna modificación. Esto queda así. Aníbal cumplirá las funciones del secretario de Medios –confió.

La ampliación de las facultades de Fernández consolida ahora el nuevo esquema de poder. Además de la pauta, supervisará compras, contratación de personal y licitaciones mientras que el subsecretario de Medios, el Corcho Alfredo Scoccimarro, se abocará a la logística y la estrategia comunicacional.

El vocero de Néstor y Cristina Kirchner trabaja por estas horas sobre el nuevo mapa de medios como si fuera el TEG, aquel juego de mesa de estrategia militar. El propósito es ofrecer a Aníbal un esquema de distribución de la pauta oficial que baje el nivel de confrontación con los medios con miras a 2011.

Comentá la nota