Aníbal no se mete entre Moyano y los "Gordos"

Sin embargo, no descartó ayudar "informalmente" para evitar la ruptura. Defendió el "nuevo" INDEC y dijo que las críticas de la oposición son "verso".
Mientras crece la interna entre los "Gordos" y Hugo Moyano, desde el Gobierno descartaron que vayan a intervenir en la pelea de la cúpula del sindicalismo porque "no hay ningún canal que nos permita formalmente sentarnos a discutir", dijo este miércoles el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, quien consideró sin embargo que sería "de mala leche" no intentar ayudar a un acercamiento desde el lugar de la "amistad" de algunos ministros con los dirigentes gremiales.

Así, Fernández prefirió no pronunciarse sobre si su balanza se inclina por respaldar al titular de la CGT, Hugo Moyano, o a los "Gordos" que intentan su remoción del cargo.

El ministro declaró que "el Gobierno no debe participar de una organización de tercer orden como la CGT, pero si me dice que (el ministro de Planificación, Julio) de Vido, o quien les habla" puede "aportar para el consenso y la búsqueda de alternativas comunes", eso puede hacerse informalmente, puntualizó.

LA DEFENSA DEL "NUEVO" INDEC. En tanto, este miércoles se oficializaron los cambios en el INDEC anunciados por Amado Boudou. Sobre ese tema, Aníbal F. calificó de "verso" a la ola de críticas que suscitaron en la oposición y aseguró que de ahora en más, "quien manda" sobre el organismo "es el ministro de Economía".

Fernández defendió en particular la designación de un consejo de académicos que analizará la metodología para hacer seguimiento de los precios y el hecho de que el trabajo de los expertos luego se elevará al Congreso para que sea debatido.

CONTACTO CON UN HOMBRE DE MACRI. Además, el jefe de Gabinete dijo que este miércoles podría dialogar con su par del gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, para analizar cada uno de los puntos que planteó el jefe porteño , Mauricio Macri, a Cristina Fernández, pero pidió que se tengan en cuenta las "asimetrías" que a su entender se registran entre la Capital Federal y provincias pobres.

Frente a los reclamos de Macri de ayuda para el financiamiento de obras y para pedir créditos a organismos internacionales, Fernández recordó los altos subsidios que dice otorgar al consumo de gas y al transporte en esa jurisdicción, frente a los bajos niveles de ese beneficio que perciben otras provincias, como Chaco.

Comentá la nota