Aníbal Fernández revivió la fórmula de los pingüinos

Aníbal Fernández revivió la fórmula de los pingüinos
La teoría del pingüino y la pingüina resucitó en el momento menos pensado, aunque sus efectos están lejos de concitar las expectativas de otros tiempos. Ayer, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, reiteró que en las elecciones de 2011 "Cristina o Néstor Kirchner" pueden llegar a presentarse como candidatos por el oficialismo. Y, de paso, se acordó de su jefe anterior: le reclamó al ex presidente Eduardo Duhalde que "deje de hacer tantos amagues y bravuconadas".
Fernández reiteró que el oficialismo "va a presentar a un hombre o una mujer, incluyo a Cristina y Néstor Kirchner" para las presidenciales del año próximo y recalcó que "cuando llegue el momento de competir se verá, y no tengo ninguna duda de que vamos a ganar". De esa forma, el funcionario intentó reforzar la proyección electoral de los principales referentes del oficialismo, en momentos en que la oposición ocupó el centro del teatro político por el peso numérico logrado en el Congreso.

Con sus palabras, el jefe de Gabinete reeditó la incógnita que ya había sido planteada en ocasión de las elecciones de 2007, cuando el propio Kirchner había deslizado que el postulante del espacio sería "un pingüino o una pingüina". Desde entonces, mucha agua pasó debajo del puente y el terreno político del oficialismo se vio sistemáticamente reducido, en especial tras el conflicto con el campo.

La oposición, en efecto, descree de las reales posibilidades de Néstor Kirchner o Cristina Fernández para acceder a un nuevo mandato por el voto popular como consecuencia del desgaste generado por su gestión.

Las encuestas de opinión también advierten que la pareja presidencial se ubica en sus menores niveles de intención de voto desde el inicio de la administración kirchnerista.

En declaraciones radiales, Aníbal Fernández también se refirió al ex presidente Eduardo Duhalde y le pidió que "dejemos de tantos amagues y bravuconadas" cuando le dice que a Néstor Kirchner le va a ganar en el territorio bonaerense en las elecciones del próximo año.

Asimismo, el funcionario aludió a otro posible rival del kirchnerismo en 2011, el diputado del justicialismo disidente Francisco de Narváez. En ese sentido, el jefe de Gabinete recordó que no puede ser candidato ya que "la Constitución se lo prohíbe". "Expresamente requiere que sea ciudadano argentino, con lo cual no estarían dadas las condiciones para poder hacerlo", añadió Fernández sobre De Narváez, quien nació en Colombia.

Comentá la nota