Aníbal Fernández: "Para nosotros la renuncia de Redrado no existe"

Habló por TV mientras aún lo hacía el ahora ex funcionario: "No se le aceptará".
La presidenta Cristina Kirchner rechazó ayer la renuncia de Martín Redrado, el mismo presidente del Banco Central al que hace más de veinte días le pide que deje su puesto.

Después de decir durante las últimas tres semanas exactamente lo contrario, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, anunció por tevé que ahora la Casa Rosada quiere que Redrado siga en su puesto hasta que se expida la comisión bicameral que trata este tema. El propio funcionario dio a entender que sea cual fuere la resolución parlamentaria, Redrado igualmente será despedido. Pero aún así insistió: la Casa Rosada se resiste a aceptarle la renuncia que tantas veces le exigió.

"Para nosotros la renuncia no existe", explicó cuando salió a anunciar la sorpresiva decisión presidencial: "No se le acepta porque el mecanismo (de remoción) está en pleno funcionamiento", dijo.

El jefe del bloque kirchnerista de diputados, Agustín Rossi, se expresó en igual sentido: "Redrado no le puede tomar el pelo al Congreso después de dos días de exponer en la comisión bicameral".

El Gobierno busca cumplir ahora con los plazos institucionales que antes rechazaba. Si la comisión bicameral sigue su curso, tanto el vicepresidente Julio Cobos con el diputado opositor Alfonso Prat Gay podrían votar por la remoción de Redrado, quedando entonces emparentados con el oficialismo.

Con su repentino cambio de discurso, la Casa Rosada quiere evitar dejarle libre la agenda mediática a Redrado, quien en su conferencia de prensa de despedida, a la que le dio cierto tono épico, realizó una serie de denuncias: aseguró que frenó una devaluación, y que resistió que se usen las reservas para comprar parte de YPF. En su exposición, dijo además que la Presidenta intentó removerlo "ilegalmente", y se atribuyó las políticas que garantizaron la acumulación de reservas y la "estabilidad" cambiaria.

Fernández ni siquiera esperó ayer que Redrado termine de hablar para salir a instalar la posición del Gobierno. La conferencia de prensa donde el presidente en el limbo del BCRA estaba por la mitad cuando el jefe de Gabinete pidió el aire de C5N para hacer su descargo. Lo primero que hizo fue desmentir los éxitos que Redrado se atribuyó: "Parece Mariano Moreno. Dan ganas de decirle 'no te vayas nunca'", chicaneó al principio, y luego replicó cada uno de los argumentos dados por Redrado, como cuando afirmó que siempre se había negado a acumular reservas. También enumeró supuestos gastos personales que le habría pagado el BCRA e incluso afirmó que en el pasado era difícil encontrarlo en su puesto de trabajo porque "estaba jugando al golf". Esas críticas, hasta ahora, habían sido calladas por los miembros del Gabinete.

Fernández repitió varias veces que Redrado debía haberse ido el 6 de enero, cuando él mismo le pidió que lo haga: "Siempre se creyó el ombligo del mundo".

Antes había descripto a la presentación de su renuncia como "algo de locos".

Comentá la nota