Aníbal Fernández llega hoy a París para defender el blanqueo

Aníbal Fernández llega hoy a París para defender el blanqueo
Deberá mostrar que no implica una puerta al ingreso de capitales de origen dudoso.
El ministro de Justicia, Aníbal Fernández, aterrizará hoy en París para defender la posición del Gobierno kirchnerista de que su blanqueo impositivo y repatriación de capitales no significa una puerta abierta para el lavado de dinero del narcotráfico o el terrorismo en la Argentina. Su llegada coincide con la decisión del G20, que se prepara en Londres para el próximo 2 de abril, de poner punto final a los paraísos fiscales en el mundo y presionar a los bancos "off shore" --donde los evasores están refugiados-- de revelar nombres y montos de depósitos de sus clientes, como sucediá ayer en Suiza, y penalizar a los bancos que operen con ellos.

Desde una suite en el Hotel Meurice con vista al jardín de las Tullerias y en uno de los palacios mas suntuosos de Francia, Fernández se preparará para exponer el lunes la posición argentina ante el Plenario de Acción Financiera Internacional (GAFI), que sesionará en París. Permanecerá hasta el miércoles en la capital francesa, donde también asistirá el jueves y el viernes al plenario del GAFI en el OCDE.

Fernández expondrá ante el International Cooperation Review Group (ICRG), el "grupo de trabajo más importante" según su vocero, de los cuatro grupos que sesionarán entre el lunes y el martes en la capital francesa.

Este grupo fue creado en 2006 y tiene como misión "analizar y revisar los temas relacionados con la cooperación internacional contra el lavado de activos y la financiación del terrorismo, recomendando al pleno las acciones necesarias o medidas que se deban tomar".

El ministro va a exponer sobre la ley 26.476, promulgada por el Parlamento argentino el pasado 22 de diciembre, sobre regularización impositiva, promoción y protección del empleo registrado y exteriorización de capitales, conocida como Ley de Blanqueo de Capitales.

El GAFI es un organismo intergubernamental, cuyo objetivo es el desarrollo y promoción de politicas para luchas contra el blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico y el terrorismo, que nació en París en 1989. Está integrado actualmente por 33 países u organizaciones regionales, entre ellos Argentina, Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y España.

El Gobierno argentino se sorprendió con la reacción del GAFI ante su ley del organismo contra lavado y la sospecha de que el blanqueo impositivo puede ser utilizado para transferir capitales del crimen organizado y el terrorismo al país, ante las vaguedades de las preguntas que deben responder los beneficiados.

El titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, sostuvo que el modelo aplicado por el Gobierno argentino es "un perdón y una amnistía fiscal; no hay un perdón al financiamiento del terrorismo y al lavado de dinero". Los argumentos ahora deberán ser defendidos políticamente y técnicamente por el ministro de Justicia argentino en un ambiente hostil y de sospechas internacionales ante el proyecto, más allá que responda a inquietantes necesidades domésticas del Gobierno argentino.

Comentá la nota