Aníbal Fernández: 'llamé a Scioli, me escuchó y dispuso mover la Policía'

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, dijo hoy que "pegar palazos no es la manera de resolver los temas, aunque es lo que le gustaría a Macri" al referirse en relación a las manifestaciones que se realizaron ayer en la Ciudad tras el conflicto en la ex Terrabusi.
"Macri todo lo ve así: lo que hacen los demás está mal y lo que hace él está bien, y la realidad es que en esto tenemos límites", agregó el funcionario en radio Mitre.

Fernández expresó que "cuando alguien da una instrucción para que uno proceda a movilizar fuerzas de combate, él mira que nosotros en esto pongamos la fuerza por delante, y no mira si lastimamos o herimos, o eventualmente, y no quiero ser catastrófico, hay una muerte de por medio, con tal de que se libere" el lugar.

En el mismo sentido descartó las acusaciones del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en referencia a que en las movilizaciones de ayer hubo "zonas liberadas".

"Eso es una chicana propia de quien piensa que la responsabilidad la tienen los otros y todo lo que hacen está mal", dijo Fernández.

Y agregó que "nosotros no vamos a resolver un problema social de estas características con sangre, con heridos o con muertos, es la visión que ellos tienen, por cierto, bastante poco respetuosa de los derechos humanos o de lo que signifique la vida de los otros, y ellos darían cualquier cosa como para matar a la policía y que los maten a palos sin pensar en las consecuencias".

El jefe de ministros confió también que en particular en el caso de la ex Terrabusi "veníamos observando con preocupación lo sucedido en los últimos tiempos" y "es cierto que llamé al gobernador para que trabajáramos una estrategia".

"Me escuchó, dispuso movilizar policías" y "después llegó la orden judicial que dispuso el desalojo" dijo, y aclaró que "hoy un diario trata de poner como que yo fui irrespetuoso con él, pero el gobernador me conoce lo suficiente y sabe el nivel de charla que tuvimos".

Fernández también expresó que "el Ministerio de Trabajo no tiene nada que hacer porque eso es una jurisdicción provincial" y que "por eso hablé con Scioli, sino no hubiera hablado con él y lo hubiera resuelto yo".

Comentá la nota