Aníbal Fernández justificó el accionar de la policía en la protesta del gremio de Barrionuevo

El ministro de Justicia, Seguridad, y Derechos Humanos, Aníbal Fernández, se refirió a los enfrentamientos entre manifestantes del gremio gastronómico y la policía y afirmó que el Gobierno permite que "las manifestaciones se expresen", pero "cuando aparecen situaciones no deseadas que ponen en riesgo la vida de otra gente, no queda otro remedio que intervenir".
En relación a los incidentes registrados ayer en la protesta de los gastronómicos, el ministro se negó en radio Continental a relacionar la postura política de Luis Barrionuevo con el Gobierno al sostener que "si hay una vocación política o no de parte de los manifestantes no es una responsabilidad nuestra hacer ese juicio de valor".

"No hay valuaciones políticas ahí, hay un trabajo profesional que se le da a la instrucción y la instrucción tiene que cumplirse: No permitir que se ingrese (en el edificio de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica) para evitar un conflicto mucho mayor, y se hizo", puntualizó.

Fernández agregó que "nosotros siempre hemos apostado en estas cosas a que se salga sin sangre, sin heridos y sin muertos, lo hemos dicho siempre y a lo mejor por eso hasta hemos pagado costos políticos porque esto demandaba más tiempo que el necesario para poder poner las cosas en orden, pero bueno, cuando hay que actuar hay que actuar".

En el caso puntual de ayer expresó que hoy "tenemos cinco policías muy golpeados y un sargento de infantería que perdió el conocimiento, con pérdida de audición severa".

En cuanto a los detenidos sostuvo que "hasta donde yo se ya habían recuperado todos la libertad" y reseñó que en total hubo "entre 40 y 50 personas".

Comentá la nota