Aníbal Fernández habló con ministros para avanzar en la agenda del diálogo

No habrá un cronograma determinado de reuniones. Se convocará día a día a diferentes sectores de la economía y a gobernadores
La convocatoria al diálogo con distintos sectores sociales, económicos y políticos está en marcha. Luego de su regreso de El Calafate, la presidenta Cristina Kirchner comenzará a definir a partir de hoy, junto a su flamante jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, qué temas formarán parte de la agenda. Para preparar el temario, el funcionario se reunió y conversó por teléfono con varios de los ministros del gabinete para conocer de primera mano la situación en cada área.

El multifuncionario K apenas tuvo tiempo para festejar con sus íntimos la designación en un cargo al que siempre aspiró para darle lugar a varias reuniones y charlas. Fernández también habló varias veces con la Presidenta y allí definieron que los temas de la agenda del diálogo se irán anunciando día a día: no habrá un cronograma ni interlocutores predeterminados, aunque seguro habrá empresarios de diferentes sectores de la producción, sindicalistas y gobernadores.

En las celebraciones por el Día de la Independencia, la Presidenta dio a conocer el llamado al diálogo, en un claro gesto de reacción al revés electoral de las últimas elecciones. También ocurrió a horas de haber hecho el cambio cosmético más importante de lo que va de la gestión K, al ensayar un movimiento de ministros en los que sólo dejaron el Gobierno Sergio Massa (Jefatura de Gabinete) y Carlos Fernández (Economía).

Lo cierto es que la convocatoria nunca tuvo un mapa de ruta trazado. Esto quedó a las claras con el hecho de que Fernández tuvo que salir con urgencia a escuchar cuáles son los temas concretos que cada ministro tiene agendado en su área.

Ayer, vestido de sport y despojado de todo formalismo -sin cita previa ni colaboradores cercanos que los rodeen-, Fernández fue sólo en su auto a ver en su despacho al ministro de Salud, Juan Manzur. El tema principal de la conversación entre ambos fue la gripe A. Fernández, según contaron desde su entorno, quiere darle prioridad al tema, por lo que le dará continuidad al Comité de Crisis. Aún no tiene fecha concreta, pero Fernández prevé convocar a ese organismo para seguir de cerca el estado de situación de los casos afectados por la denominada gripe porcina.

Además de Manzur, los otros que recibieron el llamado del Jefe de Gabinete fueron los ministros del Interior, Florencio Randazzo; de Planificación Federal, Julio De Vido, y de Economía, Amado Boudou. Del mismo modo, Fernández también se está poniendo en contacto con los gobernadores provinciales. Tal como adelantó El Cronista el primero en ser sorprendido, por tratarse de un hombre cercano al vicepresidente Julio Cobos, fue el correntino Arturo Colombi.

El objetivo del Jefe de Gabinete es llevarle a la Presidenta un punteo con los temas de cada área, ya que será Cristina Kirchner -que anoche aterrizó en Buenos Aires- quien definirá los pasos a seguir.

Comentá la nota