Aníbal Fernández desafió a un juez a que se hagan juntos una rinoscopía

Es en el marco de una polémica por el crecimiento del narcotráfico en el país.
El documento elaborado por jueces y camaristas que reveló un "alarmante" crecimiento del narcotráfico en la Argentina sigue generando polémica. Esta vez, la discusión fue más allá de cuestiones políticas y rozó temas personales. Los protagonistas fueron el juez de Garantías de La Plata César Melazo y el ministro de Justicia de la Nación, Aníbal Fernández. La frase del juez que recrudeció la polémica fue: "Varios funcionarios tienen que pedir una nariz prestada para pasar una rinoscopía". Fernández, en tanto, lo desafió a que se hicieran una rinoscopía juntos.

El martes, la fiscal Mónica Cuñarro, que asesora al ministro Fernández en el tema drogas y narcotráfico, y que junto a otros funcionarios revisa la legislación vigente sobre drogas y elabora anteproyectos para reformar las leyes del área, dijo que la desfederalización de algunas causas de narcotráfico, concretada mediante una reforma legal hace tres años, es "un fracaso". Según ella, la Bonaerense "no investiga los casos graves de narcotráfico sino que inicia causas por posesión de pequeñas cantidades de drogas".

El juez Melazo salió al cruce: "Se hacen los salames todos... Se está muriendo una generación con el paco mientras a muchos funcionarios les parece simpático fumarse un pucho de marihuana en algún recital". Y luego de decir que varios funcionarios no pasarían una rinoscopía, agregó: "Cada uno tendrá su nariz y se hará cargo. Es una cuestión química. La nariz no se puede esconder".

Ayer terció el ministro Fernández, quien salió a defender su política de drogas y a su comité asesor. Primero aclaró que es "amigo" de Melazo y luego le dijo: "Su declaración me parece absolutamente infeliz. No encuentro en ninguna de sus expresiones más que una bravuconada... Un montón de palabras sin sentido de fondo".

Fernández sostuvo que "estas expresiones respecto de las narices de los funcionarios no aportan nada... como si eso fuese importante a la hora de discutir políticas públicas". Y desafió al juez: "No tengo inconvenientes; nos sentamos con él y nos hacemos una rinoscopía en el mismo momento para ver si su nariz está como la mía".

Comentá la nota