Aníbal Fernández defendió a Moreno: "Sólo cumplió órdenes"

Randazzo admitió que hay precios que suben más de lo que dice el INDEC.
La gestión del controvertido Guillermo Moreno al frente de la Secretaría de Comercio, fue objeto de veladas críticas y tibios apoyos de funcionarios oficiales. Ayer el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, respaldó la gestión del funcionario a cargo del monitoreo de los precios, al afirmar que si (Moreno) tomó decisiones "es porque le dieron instrucciones, el cumplió órdenes", por lo que pidió no hacer "una psicosis" en torno al tema. Por otro lado, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, admitió que "hay productos que han aumentado por encima de lo que dice el INDEC", y sostuvo que la continuidad o no del polémico funcionario es una "decisión que debe tomar la presidenta" Cristina Fernández y el "ministro de Economía nuevo", Amado Boudou, quienes este fin de semana analizaban la situación del ex secretario de Comunicaciones.

Según Fernández, "En ningún lugar del mundo un secretario de Estado hace lo que se le antoja per se, hace lo que se le instruye, lo que le instruye la Presidenta", dijo respecto de Moreno. "Si ha tomado decisiones, es porque tiene instrucciones para llevarlas a la práctica". En ese aspecto, argumentó: "Convengamos que temas como los precios, el desabastecimiento, las importaciones y las exportaciones, en determinados niveles de cosas se pisan callos y cuando usted le pisa los callos a alguien, va a gritar", dijo el nuevo jefe de Gabinete en declaraciones radiales. Y agregó: "No tengo por qué calificar la gestión de Moreno. No hagamos una psicosis con Moreno. Si se me dice que Moreno se enojó con alguien, que gritó, entonces, en todo caso, discutamos los modales de Moreno, pero las políticas tienen que ver con los intereses que nos importa a todos y mucho", enfatizó.

Por su parte, Randazzo luego de admitir que algunos productos subieron más allá de lo relevado por el organismo oficial, ratificó que "seguramente" la Casa Rosada "cometió errores", propios de "quien gobierna", y que más allá de que la "virtuosidad de este sistema económico ha quedado a la vista, falta muchísimo camino por recorrer y nosotros no estamos conformes", dijo.

Además, de los funcionarios, también hubo consideraciones sobre Moreno de parte del sector privado. Respecto de la continuidad en la función pública del secretario de Comercio, el presidente de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), Carlos De la Vega, dijo que "el Poder Ejecutivo decide qué funcionarios elige, así como las empresas privadas eligen sus colaboradores". A su criterio, "hay una excesiva centralización de las críticas en el secretario de Comercio", y reconoció que Moreno "es en vínculo natural entre el Poder Ejecutivo y la Cámara Argentina de Comercio". El titular de la CAC indicó: "No me expreso sobre el secretario de Comercio, siempre mantuve con él un diálogo fluido, cada vez que quise hablar con él lo pude hacer", y aseguró que "el sector comercial en general, con excepciones, tiene la misma idea".

Entre las voces más críticas contra el funcionario kirchnerista se alinearon ayer, los referentes del sector agrario. En este sentido, el vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) Néstor Roulet, dijo: "Hoy se levanta y dice que se puede exportar, y mañana se levanta y dice que no. A mí no me preocupa que se quede o se vaya Moreno, sino el plan del Gobierno que hace que Moreno actúe de esta manera", dijo. El titular de la Federación Agraria (FA), Eduardo Buzzi, se refirió a la convocatoria al diálogo que hizo la Presidenta el 9 de julio: "Si vamos para ese escenario de modificaciones de verdad, de suprimir a actores que fracasaron como Guillermo Moreno, cuyas políticas son un desastre, ojalá que así sea", auguró

Comentá la nota