Aníbal Fernández aseguró que Scioli no llevó reclamos del campo a la reunión con la Presidenta.

El Gobierno negó que el gobernador Daniel Scioli hubiera puesto sobre la mesa la problemática agropecuaria en el encuentro que mantuvieron la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, el ministro del Interior, Florencio Randazo, y el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, encargado de informar sobre los pormenores del mismo en el Salón de Conferencias.
El argumento de Fernández fue que "el gobernador es consciente de que el Gobierno invitó a la Mesa de Enlace a una reunión a desarrollarse el viernes", de manera que no tenía motivos para plantear temas vinculados a la situación agropecuaria si la misma será tratada en profundidad ese día.

Estas contradicciones se produjeron en el paréntesis que hubo una vez finalizado el encuentro del Gobierno con Daniel Scioli y la conferencia de prensa del funcionario para informar del mismo. En ese lapso los pasillos de la Casa Rosada se convirtieron en usinas de rumores porque Daniel Scioli virtualmente huyó sin efectuar declaraciones y sólo se pudo conocer desde su entorno –por la vía telefónica- una tibia confirmación de que el mandatario provincial había planteado la cuestión agropecuaria.

"La persona que le dijo eso no estuvo en la reunión", contestó el jefe de Gabinete ante la pregunta de un periodista que le advirtió de esa información que le había suministrado un vocero de Scioli. "No se habó del tema", respondió categóricamente el jefe de los ministros.

El balance del Gobierno

En suma, luego de varias conjeturas, según el Gobierno, la reunión entre la Presidenta y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, no giró en torno al campo sino a subsidios y una posible reforma al sistema de coparticipación.

En el Salón de Conferencias, Aníbal Fernández efectuó un balance de los dos encuentros que mantuvo la jefa de Estado con el citado mandatario bonaerense y el gobernador de Río Negro, Miguel Saiz, para dar continuidad al diálogo político.

El jefe de Gabinete aseguró que "con los dos gobernadores hablamos de un posible y eventual análisis de la ley de coparticipación. Es una ley que requiere que todas las provincias se pongan de acuerdo para arribar a una propuesta común".

Según el funcionario, el encuentro con Scioli estuvo basado en subsidios, un análisis de una posible reforma de la Ley de Coparticipación, y en obras de infraestructura.

Y, ante la insistencia del periodismo, en cuatro oportunidades Fernández puso énfasis en aclarar que "no hablamos del campo. El gobernador es consciente de que nosotros hemos citado a los presidentes de las cuatro entidades. El viernes vamos a escuchar sus planteos y les vamos a dar a conocer cuál es nuestra visión. Vamos a escuchar y ser escuchados".

De esa forma, insistimos, respondió a las versiones que hablaban sobre la presentación por parte de Scioli de los reclamos de la Mesa de Enlace.

Si de estrategias se trata, el Gobierno nacional salió a aplastar todo vestigio de intervención de Scioli en el tema a la mañana y a las dos de la tarde cuando Aníbal Fernández confirmó la invitación del Ejecutivo a la Mesa de Enlace a una reunión el viernes a las 16.

Por último, en el programa "Desde el llano", que conduce Joaquín Morales Solá (TN), el gobernador contestó con un "ni", es decir, no confirmó que puso el tema campo sobre la mesa, más allá de aludir tangencialmente en esa misma respuesta a los problemas con el trigo, la leche y la carne que tiene la dirigencia agropecuaria, pero englobados en los temas generales que dijo que describió en la Casa Rosada.

Y se preocupó en aclarar que "no soy intermediario ni mensajero de la dirigencia del campo" para, al mismo tiempo, ponderar el encuentro del Gobierno con la Mesa de Enlace programado para el viernes.

Por otra parte, el jefe de Gabinete dijo que la deuda del gobierno bonaerense con el Estado Nacional supera los 30.352 millones de pesos; y en Agencia NOVA informamos en el último Panorama Político Nacional que el déficit, asciende a los 5.000 millones de pesos.

También titulamos que "Scioli va a la Rosada convencido de que no puede ni quiere saltar el corralito K". Y hoy se repitió, por tercera vez, una suerte de "sacudón" o "sarandeó " de los K al gobernador, porque hay que recordar aquel tirón de orejas del entonces presidente Néstor Kirchner cuando fue vicepresidente y tenía aún injerencia sobre la Secretaría de Deporte, y le serrucharon funcionarios en ese organismo porque tuvo la osadía de declarar que había que aumentar las tarifas.

La segunda reprimenda la protagonizó la entonces senadora Cristina Fernández de Kirchner cuando, en plena sesión en la Cámara Alta, le recriminó que sus hombres de prensa estaban difundiendo posiciones que la desprestigiaban y tergiversaban su accionar legislativo.

Este lunes, y una vez que desde su entorno habían hecho circular a los medios la información de que había puesto el tema campo en la mesa del diálogo con la Presidenta, tal vez por algún llamado desde la Casa Rosada, una vez más agachó la cabeza y obró en dirección a rendir pleitesía con un "sí mi Presidenta". Fue cuando negó los dichos que su misma gente echó a rodar..

Reunión con Miguel Saiz

Con respecto a la reunión de Cristina Fernández de Kirchner con el gobernador de Río Negro, Miguel Saiz, el jefe de Gabinete afirmó que el radical K había ratificado su pertenencia a la Concertación, descartando así las versiones de alejamiento del bloque.

La agenda con gobernadores continuará el miércoles cuando la mandataria se reúna con los gobernadores de Misiones, Maurice Closs, y de Catamarca, Eduardo Brizuela del Moral, quienes fueron citados a las 19 y a las 20, respectivamente.

El gobernador kirchnerista de Entre Ríos, Sergio Urribarri, será recibido por la Presidenta el viernes a las 11, mientras que para el mediodía fue convocado el mandatario correntino, Arturo Colombi.

Para más adelante quedarán los mandatarios del peronismo crítico: Mario Das Neves (Chubut), Juan Schiaretti (Córdoba) y Alberto Rodríguez Saá (de San Luis), confirmaron voceros gubernamentales.

De la ronda de diálogo con gobernadores ya participaron el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri; y los gobernadores Jorge Capitanich (Chaco), Hermes Binner (Santa Fe), y Juan Manuel Urtubey (Salta).

Comentá la nota