Aníbal contra Reutemann por "gesto autoritario" con Latorre

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, acusó al senador Carlos Reutemann de realizar "un gesto autoritario" contra su par Roxana Latorre, por pedirle que renuncie a la banca.
"Me llama la atención esta posición absolutamente autoritaria respecto de la senadora Latorre", sostuvo Fernández, al apuntar contra Reutemann.

Fernández dijo que la senadora "lo único que hizo fue votar un dictamen" y recordó que "bajó a votar en contra" de la ley que ratificaba las facultades especiales para el Ejecutivo, finalmente sancionada la semana pasada.

"El que no bajó a votar y se quedó en su oficina fue Reutemann", sostuvo Fernández.

El funcionario consideró que Reutemann realizó "un gesto autoritario presionando e intimando" a Latorre, quien fue, según remarcó, "legítimamente" elegida como senadora.

Además, reclamó que Reutemann "aclare" su relación con sectores de productores agropecuarios a los que Latorre acusó de impulsar la salida anticipada del poder de la presidenta Cristina Kirchner.

"Los gobernantes argentinos o los que van a estar tienen que ser elegidos y cumplir sus funciones hasta el momento que vence su mandato", enfatizó.

El Gobierno reaccionó así luego de que la senadora Latorre, quien integraba una bancada con Reutemann, acusó al ex gobernador santafesino de pedirle la renuncia a la banca.

"El sábado me llamó por teléfono para pedirme que renuncie y me amenazó. Me dijo que la iba a pasar muy mal en la provincia si no renunciaba", enfatizó Latorre.

Además, señaló: "a lo largo de toda su trayectoria, Carlos Reutemann hizo una carrera unipersonal, usando a la gente y tirándola en la banquina".

"Estoy en el corazón de una feroz operación de prensa encabezada por Reutemann", denunció la senadora.

Latorre explicó que "todos se aprovecharon de un error involuntario" que, según admitió, cometió cuando firmó un dictamen de comisión sobre las facultades delegadas.

"Pero al frente de la operación está él, que está aconsejado por la mujer y la hija, que no entienden un carajo de política", subrayó la legisladora santafesina.

En ese marco, señaló: "Yo planteo la defensa irrestricta de la Presidencia, sea quien sea el que ocupe el cargo, y él me pide que no declare más eso".

"El campo quiere tumbar a Cristina. Y yo, aunque fui y voy a seguir siendo opositora, no lo puedo dejar pasar. Voy a seguir defendiendo los intereses del campo, porque ésa es la idiosincrasia de mi provincia, pero antes que nada están las instituciones", enfatizó.

Comentá la nota