Aníbal confía en revertir las pérdidas de Aerolíneas

Dijo que "es tarde para llorar sobre la leche derramada" y pidió "trabajar con cuidado". La firma habría perdido $ 300 millones en julio.
Para el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, no hay "dudas" que Aerolíneas Argentinas va a revertir las pérdidas de 10 millones de pesos por día. El mes de julio será récord en pérdidas de la compañía. Según cifras preliminares a las que tuvo acceso Crítica de la Argentina, el resultado negativo rondará los $ 300 millones . La orden que le bajaron al titular de la firma estatizada, Mariano Recalde, desde lo más alto del Poder Ejecutivo es revertir este resultado. Los ingresos fiscales ya no son los de antes.

"Seguramente ha tenido un déficit propio de una situación no deseada una vez que se vendió y mal administrada, o administrada sólo para beneficio de los empresarios, cosa que habría que corregir rápidamente, y esto debe tener soluciones y conclusiones con nuevas máquinas", indicó el funcionario.

En declaraciones radiales, el funcionario aseguró que "es tarde para llorar sobre la leche derramada. Ahora hay que encontrarle una alternativa a este tipo de situaciones que son estratégicas y que hacen a defender a todos los que componemos un país federal".

"Hay muchísimas localidades, por no decir todo el interior completo, que son aerodependientes. Si no se les pone un servicio de estas características, no tienen forma de llegar a Buenos Aires de ninguna manera", explicó.

El jefe de ministros consideró que "hay que trabajarlo con el cuidado del caso, hay que prestarle atención a resolver esta situación. En el mundo, salvo Air France, el 100 por ciento del resto de las compañías tienen alguna suerte de subvención por parte del Estado para cumplir de la mejor manera".

El 2009 arrancó con un déficit mensual de entre 30 y 40 millones. Pero con el recrudecimiento de la gripe A y su impacto económico, que se suman a la crisis de todo el sector aerocomercial, la pérdida de julio marcará un récord.

Para Fernández, decir "que con las empresas privadas andaba mejor, es imposible. Uno puede apreciar los procesos uno por uno, y el nivel de patrimonio que entregó Aerolíneas Argentinas cuando se concesionó o se privatizó, y cómo se fue perdiendo ese patrimonio". "Se tiene que mejorar. Altísimamente se tiene que mejorar, y no tengan dudas que se va a mejorar", concluyó.

LA SEPARACIÓN. Una de las alternativas que resurgió fue separar Aerolíneas y Austral. Marsans anunció esta intención a fines de 2007 y no pudo llevarla a cabo por presión de los gremios de Aerolíneas, que denunciaron una supuesta intención de los españoles de vaciamiento de la compañía más grande por no dejar beneficios. El anterior presidente y gerente general por el Estado, Julio Alak, también barajó esta idea, sin éxito.

La posibilidad de separar Austral reaparece a partir del incremento del déficit. La aerolínea de cabotaje, con algunos ajustes, puede dejar ganancias o perder muy poco. Poner en punto de equilibrio a Aerolíneas demandará más esfuerzo.

Comentá la nota